¿Recuerdas el meme del gato en la mesa? Pues esta es su verdadera y triste historia

Tú riéndote y el pobre sufriendo

Internet.- Hay memes que marcan un momento de la historia. Tenemos de ejemplo al “meme del gato en la mesa“, solo o con la señora, es simple, sencillo, encapsula el sentimiento colectivo del 2019, alias “ya acábate por favor”.

Bueno, lo que nadie sabe es que este minino tuvo que pasar por varios altibajos para poder llegar a la cima del éxito, mirarnos a todos desde arriba, y sentir nada, porque nunca deja de ser gato.

Su nombre oficial es Smug, es un joven de raza angora blanco con ojos amarillos (a ojo de buen cubero), que vive en la tranquilidad de Ottawa en Canadá. Sus dueños le tomaron esta foto frente a un plato de vegetales que de pronto hizo historia.

En la actualidad, Smug tiene una página de Instagram donde le hace caras a casi toda la comida, o ser de carbono que existe en el universo.

Ahora bien, mientras todos nos reímos de sus expresiones de gato, hay un oscuro secreto que guarda en su interior. La triste razón por la que hace este tipo de gesto, es por un tipo de violencia que se cree normalizada en la actualidad.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Purrito ? #womanyellingatcat #smudge #tablecat #burritocat #purrito #catmemes #whitecat #whitecatsociety #catsofinstagram

Una publicación compartida por Smudge – Table Cat (@smudge_lord) el

Muchos dueños de gatos consideran gracioso alterar el estado natural de un felino para lograr tomar una foto. Lo que ellos desconocen es que esto los lastima tanto física como psicológicamente.

Smug detesta el sabor de los vegetales, y de cualquier manera, se los presentan una y otra vez para que haga lo que Smug hace: ser el patiño del internet. Esto, damas y caballeros, es explotación felina.

Es aquí donde lanzamos una pregunta al universo: ¿cuándo, dios mío, cuándo entenderán los millennials que las mascotas no son un juguete?

Como sea… jajaj ¿vieron su carita gomitando? Está bien chulo, mi niño.

Compartir ¿Recuerdas el meme del gato en la mesa? Pues esta es su verdadera y triste historia

Logo