Desempleada que se dice Influencer sacó su propia marca de ropa y nadie le compró nada

Ya se veía levantándose a la 1 de la tarde y generando dinero….

Oficina de Desempleo.- Una chica que pertenece a la estadísticas de desempleados y no aporta nada al Producto Interno Bruto, está sumamente dolida pues nadie compró prendas de su recién lanzada marca de ropa.

Arii, como se hace llamar esta Influencer gringa con ancestros cubanos, había decidido entrarle al negocio de la moda, y pensó que al tener 2.6 millones de seguidores ya la había hecho.

“Hola, me rompe el corazón tener que escribir este post”, decía la publicación de la chica antes de que fuera borrada.

La mujer que ya se veía viajando mientras sus seguidores compraban sus productos se mostró desesperada en su canal pues ‘nadie la había apoyado’.

 

“Puse todo mi corazón en esto. Para la sesión de fotos tuve que traer de fuera a un fotógrafo y un maquillador, lo tuve que planear con semanas de antelación y por suerte tuve la suerte de contar con amigas que posaron para mí. Alquilé un estudio fotográfico enorme para ese día para que pudiera contar con el mayor número de fotos y videos promocionales”, agregó la chica que creía en ‘la cadena de favores’.

La chica no logró vender ni 36 prendas, número mínimo que le pedía la maquiladora para entrarle a la producción de su propia marca, lo que hace que nos salga una sonrisa profunda.

La buena noticia es que hoy tiene una entrevista de trabajo y espera que todo salga bien…

Compartir Desempleada que se dice Influencer sacó su propia marca de ropa y nadie le compró nada

Logo