Persona viaja en el tiempo solo para cubrir el seno descubierto de Elba Esther Gordillo

Se sacrificó por todos nosotros

México.- Alrededor de 27 billones de dólares se gastaron con el esfuerzo de 17 gobiernos en una duración de 10 años para mandar al primer hombre en una máquina del tiempo que desintegró su materia para transportarla al año de 1996. La misión: además de ver Space Jam en el cine y saludar a Jorge Campos, era llegar hasta las oficinas de Elba Esther Gordillo, lidereza sindical.

Según datos de la bitácora que llevaba consigo el voluntario, hace 10 años la maestra tendría un evento al que acudiría vestida con un saco gris y una blusa de encaje rosado para hablar sobre asuntos magisteriales frente a la prensa mexicana. En dicho evento, su blusa llegaría a niveles tales que ambos pezones se mostrarían ante las cámaras.

En un arriesgado movimiento, el viajero en el tiempo tenía como única misión proteger a las personas del futuro para que estos dos ojos del mismísimo demonio no mirarán al mundo, y por ende, la paz se restablecería en México.

Así es, fue el ex candidato a la presidencia, José Antonio Meade quien se ofrecería como voluntario para que Elba Esther no dañara los ojos de los mexicanos. De esta manera, José Antonio ahora pertenece a un espacio tiempo que abrió otra realidad estilo Endgame, donde él nunca se postula en el 2018, vive una vida tranquila como leñador en Canadá.

Compartir Persona viaja en el tiempo solo para cubrir el seno descubierto de Elba Esther Gordillo

Logo