Conoce a Evita Paz, la primer millennial que no se amarga por cualquier cosa

Conoce a Evita Paz, la primer millennial que no se amarga por cualquier cosa

por Yisus

La humanidad ha recuperado la esperanza

M√©xico.- Por si cre√≠as que los millennials son esa generaci√≥n perdida que llora por todo, pues estabas ¬°en lo correcto! No obstante, investigadores de la Universidad Nacional Aut√≥noma de El Deforma se dieron a la tarea de averiguar si a√ļn existe esperanza para el optimismo de la raza humana, y se encontraron con una historia que tus t√≠as no podr√°n evitar compartir.

Fuimos testigos de la primer millennial que no se amarga ni se ofende por todo lo que ve en Internet: Evita Paz.  Tras su descubrimiento ahora todo el mundo quiere conocerla, a excepción de otras generaciones, quienes hicieron un berrinche al leer esta noticia.

Seg√ļn los investigadores, esta joven promesa de la humanidad lleva a√Īos sin comentar, motivada por el odio y el resentimiento, cualquier publicaci√≥n en redes sociales, pues ella ya encontr√≥ la cura para la amargura que cambi√≥ la forma en que perciben a los millennials.¬†

De acuerdo con la investigaci√≥n, hasta hace poco tiempo Evita Paz era una millennial com√ļn y corriente: se ofend√≠a por cualquier cosa y escrib√≠a con ira en redes para despotricar contra el primero que se le pusiera en la pantalla de su celular, hasta que un d√≠a decidi√≥ ir a terapia, o mejor dicho, la oblig√≥ su mam√°.

Para su estrés y amargura, a Evita Paz le tocó un psicólogo muy impuntual, sin embargo, en el lugar siempre le daban una bebida refrescante de sabor toronja para hacer más amena la espera, resultando esta fórmula en el elixir perfecto para poder vivir sin amarguras.

Lo que Evita desconoc√≠a es que se trataba de una nueva forma para arrancar la ra√≠z del “ash eso qu√©” y sembrar la semilla de “chi che√Īol” gracias a los elementos que conten√≠a este l√≠quido anti-amarguras para tomarse la vida m√°s ligera.

Por su parte, Evita Paz invit√≥ a todos los millennials para que se unieran a su causa en una cadena de donaci√≥n para hacer de este mundo un lugar m√°s fresco, m√°s animado, m√°s “venga s√≠ me aviento”, pues ya suficiente ten√≠a con que generaciones anteriores creyeran que solo se quejaban, dejando boquiabiertos a m√°s de un baby boomer.

Al parecer esta invitación fue una buena idea ya que cada día un joven millennial se salva del cinismo crónico y se une a una cadena sin amarguras.

Seguiremos informando.

Te podría interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar