Ahora sólo es una mascota

Jaula abierta.- Un felino que hasta hace pocos meses estuvo amenazando con despertar de su letargo, ha postergado su intentona debido a una indigestión con atole que le habría dado su domador. ‘Me siento cansado, ya no tengo ni ganas de pararme‘, rugió el felino ya sin importarle la situación actual del zoológico en donde lo tienen cautivo.

El estado del mamífero es preocupante y su delicado estado de salud salta a la vista pues hasta parece tener hemorroides que explicarían su pasividad reciente, y que sus mejores rugidos ya quedaron en el pasado. ‘Ya hasta se me aflojó un colmillo’, nos enseñó el mamífero mientras se ponía de lado para que lo viéramos.

Muchos compañeros de cautiverio están en la misma situación, y el letargo que todos padecen parece ser producto del atole en mal estado que sus cuidadores les dieron de beber y que les cayó mal. Dejando de lado el felino, hay varios animales no humanos que al parecer sí les cayó bien el atole dispensado y están bastante optimistas por cómo se están dando las cosas con la nueva administración del zoológico.

Mientras esto ocurre, miles de personas caminan con un solo rumbo: adorar a su nuevo dios, protegerlo, pelear por él, defender hasta la falta más grande raciocinio y sentido común. Ese día nació el culto a la imagen, ese día nació el mesianismo, ese día nació, desde Macuspana para todos nosotros, el Gran Hermano, Andrés Manuel López Obrador.

Imagen relacionada

Compartir Tigre que iba a despertar se dice cansado de tanto atole que comió

Logo