El Vaticano los va a reconocer como misioneros

Monte Sinaí.- El repentino anuncio de Justin Bieber confirmando que se alejaría de la música para siempre, ha tenido reacciones de inmediato, casi todas de algarabía, e incluso algunas personas han sentido una inusitada iluminación celestial que los ha llevado a recuperar su fe perdida desde la vez que taparon el baño en la casa de su novia.

El evento no ha sido la única inspiración que han recibido los otrora agnósticos pues hace algunas semanas, un tal Maluma también anunció que se retiraba de los escenarios para seguir con su carrera como pintor, eventos que, acumulados, llenaron de alegría a las personas de buena voluntad.

“El año empezó mal, con lo de la gasolina y el frío que nunca llegó, pero parece que se está componiendo, bendito sea Dios”, expuso un hombre quien hasta hace poco ya pasaba por las Iglesias sin persignarse.

El incremento de creyentes es muy notorio en los templos, en donde los vicarios han tenido que actualizar el horario de las misas, agregando un par más por la alta demanda de personas arrepentidas de haber visto la parte trasera de alguien que no es su pareja.

El Vaticano ha sido informado de lo anterior y ya prepara una carta invitación a ambos sujetos sin talento para que acudan a la Santa Sede, en donde se les reconocerá como evangelizadores que han convertido a más personas que los misioneras asoleándose en el África, al mismo tiempo que la Comisión del premio Nobel considerará a la novia de Bieber para ganar el galardón por haber hecho esto posible.

Compartir Milllones de personas recuperan la fe en Dios al saber que ni Justin Bieber ni Maluma cantarán más

Logo