Claro, lo que todos nos temíamos

México.- Al iniciar esta semana, hemos confirmado lo que estaba en cabeza de todos pero nadie se atrevía a decir: Justin Bieber está peor que nunca. Claro que muchos dirán “no’mbre a mí, Justin me viene valiendo 14 mil hectáreas de ver…”, pero “El Yostin” siempre despertará en ti y en mí ese deseo por verlo raparse para decir “JA-JÁ, tienes todo el dinero del mundo y aún así andas del carajo”.

Fue su singular manera de llevar su cabellera la que inició la especulación. Empezando con pequeños tintes de narco-moda, pasando por su novia chaquilla que también le sigue el juego para ir a picar gente por las concurridas calles de Bel-Air.

El look que nos trae esta semana y que ha preocupado a expertos en el chisme como nosotros y amateurs en el arte de fisgonear como el resto de los medios, es un Justin bastante acabado, con ojeras y el pelo de estropajo que te recordará a tu época de secundaria cuando no sabías qué era la orzuela.

De inmediato comenzaron las especulaciones: ¿está deprimido por lo de Selena Gómez?, ¿está hurtando el bolso de su madre para comprar piedra?, ¿se convertirá en la adaptación de Netflix de la vida y obra de la Chimoltrufia?

Na-naís a todas las preguntas anteriores. Amigos, qué bueno que tocamos estos temas, aprovecharemos para hablarles sobre la importancia de las malas fotos.

Tú que nos lees en casita, nunca saques una mala foto de tus seres queridos y la publiques en redes sociales, es un acto vandálico que no beneficia a nadie y que provoca que las Patis Chapoys del mundo salten de felicidad por andar presenciando la desgracia ajena. Para más información visita www.nolapubliqueswey.com.

Aquí la verdadera historia de la cabellera jodida de Justin. El autor de “BABY BABY BABY OOOH” se encontraba jugando futbol al sol de medio día, por lo tanto, el sudor de su frente y su larga cabellera se entrometieron en su juego, concluyendo en un chongo mal hecho. Fin

 

Compartir Esta es la verdadera historia detrás del piedroso peinado de Justin Bieber

Logo