AMLO declara manteconchas, donchas y mantemuertos como símbolos patrios

El Mictlán.- En esta semana, muchos seguramente ya aumentaron su cantidad de triglicéridos luego de darse un tremendo atascón con las nuevas sensaciones híbridas mexicanas: la famosa manteconcha y la épica doncha, panes que nos hacen creer que ya estamos en el año 3000 o en el primer mundo.

Pero la fama pasa muy rápido, amiguitos, y el mame de ayer se convierte en el olvido de mañana, la flor más bella se marchita, Madona cumple sesenta años, y ya nadie recuerda al niño “yo no fui”. Quizás alguno que le guste estar a la vanguardia diga: “¿donchas y manteconchas?, ¡ay, eso es tan del 15 de agosto!”

Y aunque estamos seguros que las manteconchas y la donchas ya se ganaron un lugar eterno a un lado de los ojos de buey y los cuernitos, el internet siempre va un paso adelantado y es así como desde el mismísimo Mictlán ha llegado la nueva sensación panadera. Con ustedes, los únicos y originales (suena redoble de tambores) ¡mantemuertos!:

En una publicación pasada donde explicábamos el origen de las manteconchas, mencionamos que de éstas ya se tenía un registro fotográfico que data del año 2016. En dicha foto aparecía un detalle que no le hicimos mucho caso entonces: las manteconchas de la foto estaban acompañadas de otro híbrido pan que ahora sabemos que se llama “mantemuerto”:

El creador es de Córdoba, Veracruz, según dice la publicación original

O sea que el mantemuerto desde hace dos días nos decía en esa foto: “oigan, pélenme, yo también soy chido”, pero nuestros ojos obnubilados por el encantamiento manteconchoso y donchoso no nos dejaron contemplar esta bellísima creación panadera.

Así que es hora de celebrar al mantemuerto y ofrecerle una disculpa por no haberle hecho caso antes. Además debemos investigar en qué panaderías ya lo están vendiendo, aunque sabemos que es incómodo que desde agosto ya haya panes de muerto y que, por ética, nadie debería comprarlos, pero con este delicioso híbrido haremos la excepción.

¡Alabad al mantemuerto!

 

Compartir Ahora sí estamos jugando a ser Dios: ¡ya salió el mantemuerto!

Logo