El pan perfecto no exis…

La cuarta transformación.- Nuestro país acaba de dar uno de sus pasos más importantes el cual nos acerca un poquito más hacia el primer mundo. No, no se ha acabado la corrupción, tampoco se ha acabado el tráfico, ni mucho menos has acabado tu tesis; pero lo que sí sucedió, y es algo que nos llena de mucho orgullo, es que en Querétaro ya inventaron las “manteconchas”. ¡En tu cara, Bad Bunny!

En la panadería El Manantial, allá en alguna humilde colonia de la capital del estado de Querétaro, a un genio que ya está en el año 2050 se le ocurrió cruzar a dos especies distintas de pan: la siempre reconocida concha (panem esponjosus) y la no menos famosa mantecada (mantecatum cabezonum). ¡Y pum! El resultado es una suculenta manteconcha que seguramente atraerá a miles de turistas al año:

La experiencia ante lo inaudito impidió que el fotógrafo consiguiera más imágenes de este manjar

Sin embargo, algunos detractores y conservadores afirman que la manteconcha no es más que una concha que está usurpando el papel de una mantecada (capacillo), y que para que exista una auténtica manteconcha sería necesario combinar los ADN de la masa de bizcocho y de la masa de a mantecada.

Ante tales acusaciones, desde el comedor del Deforma hemos concluido que confiaremos en la autenticidad de la manteconcha y deseamos desayunar toda la semana ese delicioso e híbrido manjar hasta que nuestros propios paladares decidan si las manteconchas son el pan perfecto o sólo una concha más.

Al final de cuentas, el único individuo en el planeta que tiene autoridad moral para valorar el sabor de las manteconchas es, obviamente, el niño concha. Así que esperemos que pronto alguien le envíe una “conchaseñal” para que el pequeñín aborde su “conchamóvil” y vaya hasta Querétaro a probar este gran invento.

Compartir ¡Malditos genios, denles el Nobel! Ya inventaron las “manteconchas” en este estado

Logo