El “Perro” se proclamó precursor del lenguaje incluyente y el internet lo pasó a callar

Ne señer, usted no juega

México.- Hay cierta edad en la que ya no puedes acceder a los temas de los chavos, para el internet es 24 años, 8 meses y 5 días, por lo que debes pasar a retirarte de toda red social según las escrituras del viejo testamento.

Sin embargo, NADIE lo hace, todos queremos ser jóvenes por siempre y estar en onda con la onda, aunque eso implique que las nuevas generaciones te destrocen y te devoren como desayuno.

El ejemplo perfecto, la arrastriza anual a Yordi Rosado si llega a los titulares en internet.

Y por supuesto, el perfil oficial de “El Perro” Bermúdez en los últimos meses.

El chiste comenzó como todo lo que sucede en redes: volátil, pasajero pero muy viral. Entre cotorreos sobre el nuevo lenguaje inclusivo que modifica las terminaciones de género en las palabras (ejemplo: todes, algun@s, muchxs), se decía que Enrique Bermúdez tenía años siendo inclusivo con sus característico “Zambombazeee”.

Chistín simplillo pero bonito que fue completamente destruido por su único y detergente autor.

Y como siempre, procedimos a copiar y pegar sus comentarios porque Deforma, cuando nos dimos cuenta de algo que nos dejó impactadees:

A excepción estos comentarios/respuesta, la gente no estaba callando al “Perro”, sino todo lo contrario, celebraron su creatividad, humor, autocrítica y su apertura a un lenguaje diferente, además de llenarlo de flores por precursor de la equidad, visionario y buen mozo.

1.

 

2.

3.

4.

5.

6.

Felicidades, “Perro”, ganaste por hoy. Pero seguiremos vigilando cada aliento que des, cada movimiento, cada paso, cada tuit, cada e, cada x…

Compartir El “Perro” se proclamó precursor del lenguaje incluyente y el internet lo pasó a callar

Logo