Clásico que creen que estás en el restaurante más caro del mundo pero nomás es como una fondita

Calmadas las aguas

México DC.- Imagina que mañana vas a tener un complicado día con un complicado presidente como Trump, y pues la panza te ruge y buscas dónde echarte un par de taquitos para después descansar.

Algo así aplicó Marcelo Ebrard, quien con mucha hambre y soledad, fue captado en un restaurante en Washington momentos antes de ordenar dos de suadero y tres de tripa bien dorada con tres de pastor con todo menos piña:

Pero la banda en el tuirer se empezó a alebrestar, que por qué pidió el pato a la orange, (no, no el gansito con bonafina, sino el caro), que si pidió un cordero bien bocatto di cardinale o unos huevos benedictinos bañados en salsa de ostión con caviar del chido…

Pero calmada banda, no fue para tanto, el restaurante se llama Bresca, y es un restaurante ubicado en Washington, bonito y lo que quieras, pero es como comer en la Condesa de la CDMX, nada por qué apantallarse o espantarse, de precios estándar y muy equis la cosa, así que duerman tranquilos, que mañana será un gran día amigos.


Seguiremos (cenando) informando.

Compartir Clásico que creen que estás en el restaurante más caro del mundo pero nomás es como una fondita

Logo