11 momentos que prueban que vivimos en el país más surrealista del mundo

Es hora de admitirlo, México es un país surrealista

México Mágico – Es hora de admitirlo: México es un país rarísimo hasta rayar en lo sureralista. Somos famosos por nuestra creatividad, pero también por llevar las cosas demasiado lejos y esa combinación nos ha ganado la fama de excéntricos.

No por nada Dalí decía que México era un país más surrealista que sus pinturas. Lo que no podemos meter en una tortilla, lo hacemos meme.

Por eso y para celebrar la extrañeza mexicana que tanto nos caracteriza, te dejamos con esta lista de los 11 momentos más raros que prueban que vivimos en el país más surrealista del mundo.

1. Convertimos cada momento en una experiencia

Como esta raza que se puso a jugar en la combi en plena madrugada. En México cada momento es un tesoro.

2. Lady Tacos de Canasta

Con un delicado aspecto y un tremendo vozarrón, Lady Tacos de Canasta ha sabido conquistar los corazones y los estómagos de México. ¿En qué otro país un icono de la diversidad es tan querido por sus comensales?

3. La Manteconcha

El mame de la manteconcha fue un salto en la ingeniería panadera del que todavía no nos recuperamos. Seguimos esperando que le den el Nobel a sus creadores.

4. La patada al Kemonito

¿Se imaginan tener que explicarle esta escena a un extraterrestre?

5. El ingenio frente a la adversidad

Estas señoras no conquistan el mundo porque no quieren.

6. La copa de Tequila Don Ramón

Sólo en un país como el nuestro Paquita la del Barrio pudo haberse convertido en la tremenda figura que es. A base de canciones e insultos, logra que cualquier hombre de este país se acobarde, pero también que las copas de tequila hagan su voluntad.

Y vean nada más con quién se junta. Ufff pero qué belleza.

7.  Hasta los aliens se dan la buena vida acá

 

8. Nuestras bellas tradiciones de temporada

Junto con el chile en nogada llegan, por algún motivo, también llegan los faciales de chile en nogada. Nos quedan a deber el facial de tostadas de pata, pero ahí la llevamos.

9. La pasión que le metemos al karaoke

Incluso Pennywise no puede resistirse a cantar con todo el corazón cuando viene a México.

10. Cuando un mono capuchino desató el caos en la ciudad

¿Se acuerdan cuando un mono capuchino se escapó y comenzó a desatar el caos por la ciudad? Incluso una señora le llegó a regalar un bolillo porque “lo vio hambriento”. Aw.

11. El microbús que se puso a cantar a José José a todo pulmón


Hermanados por la tragedia, el país entero se conmovió al grado de que hasta en este microbús se pusieron a cantar a José José a todo pulmón.

12. Todo lo que toca, canta y dice su majestad imperial, el señor Silverio

Justo a la altura de Bjork, Silverio se ha posicionado como uno de los cantantes más extraños pero a la vez más queridos de nuestro país. Larga vida a su majestad imperial.

Es entonces que les preguntamos, ¿qué otra cosa pueden esperar de un país donde te golpean en el hombro cada que pasa un bocho amarillo? Abracen su surrealismo mexicano interior y dense vuelo.

Compartir 11 momentos que prueban que vivimos en el país más surrealista del mundo

Logo