Escuchar a Samuel L. Jackson decir groserías cura la depresión: Estudio

Mucho mejor que ir a terapia, yoga o meditación

Arkham Asylum.- Tras conducir terapias experimentales, psicólogos de la Cámara Ordinaria de Loqueros Asociados (COLA) informaron que pacientes depresivos expuestos a las mentadas de madre de Samuel L. Jackson han mostrado una mejoramiento considerable en su salud mental.

 

Hoy en día, miles de millennials creen tener depresión na’más porque la vida no es tan fácil como pensaban y se rinden luego luego. Algunos hasta justifican su poca falta de autoestima comparándose con personajes de caricatura.

 

Pero obvio, hay muchas otras personas que sí tienen depresión. Por eso, la COLA ha estado llevando a cabo una investigación para que estas personas dejen de sufrir y medicarse y puedan dedicarse a ser felices.

“Hemos intentado de todo, sexo, videojuegos, taquitos, relaciones cero tóxicas y más” confesó el Doctor Luis Rosado de la COLA, “Fue hasta la terapia de películas de Sam Jackson, que los niveles cerebrales de los pacientes regresaban a su estado pasivo, más en las partes donde el histrión decía Motherf*cker u otras palabrotas”, afirma.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Morning mood… May The Fourth Be With You!!!#armed&dangerous#yesithasbmfonit

Una publicación compartida por Samuel L Jackson (@samuelljackson) el

Las investigaciones sobre este nuevo tratamiento están aún en etapas preliminares, según expertos, el siguiente paso es exponer a los pacientes a películas de Keanu Reeves, Tom Hanks, Morgan Freeman y Brendan Fraser.

Afortunadamente, según el doctor Rosado, la COLA seguirá abierta para todos aquellas personas que deseen incorporarse al estudio para encontrar una cura a su problema.

 

Si tú tienes depresión o te sientes abrumado, llámale a un amigo, a veces es difícil pero siempre vale la pena poder hablar con alguien. Si eres muy introvertido, aquí te echamos un video con Sam Jackson diciendo “Motherf*cker” en todas sus películas.

Compartir Escuchar a Samuel L. Jackson decir groserías cura la depresión: Estudio

Logo