El meteorito hizo lo suyo, ¿pero a qué precio?

Tus plegarias millennials al meteorito fueron escuchadas

El Fin del Mundo – Todo parece indicar que el meteorito que amenazó con acabar con la vida en la Tierra esta tarde de miércoles cumplió su promesa y todos estamos muertos. Sin embargo, de acuerdo con recientes apariciones de Jesucristos en tortillas que se comunicaron con nosotros, el infierno es exactamente igual a la vida en la Tierra.

Miles de personas alrededor del mundo reportaron haber sentido un disturbio en la fuerza durante el mediodía de hoy, sin embargo todo fue catalogado como un Deja Vu masivo y no le dimos mayor importancia.

Después de todo, no es como que todos nos hubiéramos convertido en un líquido primordial naranja o que hubiera aparecido una adolescente gigante color blanco siendo dada a luz por el planeta Tierra o esas cosas que todos asociamos con el fin del mundo, ¿no? Ni una triste trompetita apocalíptica.

Por eso, no fue hasta hace un par de horas que nos dimos cuenta que en realidad morimos todos y el infierno, cruel, horrible, despiadado y sin misericordia, es exactamente igual a la vida en la Tierra:

Hay que trabajar para sobrevivir, el tema del dinero es tremendamente injusto, hace un frío dlv y un calor dlv, y una lluvia nos azota a eso de las 6-7 de la tarde, justo durante la hora de salida alentando todo el transporte público y aumentando nuestro castigo.

La evidencia se acumula: cada atisbo de esperanza se ve lejano y la mayor parte del tiempo es imposible sentir algo cercano al optimismo. Las pocas victorias, pequeñas y esporádicas, se ven aplastadas sin clemencia por los demonios del capitalismo, el vicio, el desamor y la desconfianza. Nuestro castigo es permanecer juntos, incluso hacinados, pero sin la capacidad de acercarnos verdaderamente.

Al igual que en la Tierra, aquí la vida carece de sentido y sólo es una lucha constante por sobrevivir cada día sin volvernos locos o arrojarnos de un piso 20.

Todas estas revelaciones no le han caído nada bien a la humanidad, pues esperábamos que con el meteoro se acabara de un tajo el sórdido peso de la existencia. Sin embargo, muchos aseguran encontrarse entre la espada y la pared, por miedo a terminar en un lugar todavía peor si deciden acabar con sus vidas.

Seguiremos informando, pero ¿para qué? Ah, claro, por los memes.

Compartir El meteorito si cayó, estamos muertos, y el infierno es igual a la Tierra, revela estudio

Logo