Estos padrecitos lanzaron agua bendita de un avión para quitarte lo borracho y lujurioso

A ver si así aprendes, coscolino

El Antiguo Testamento – Los padrecitos llevan vidas muy ocupadas. Cuando no están defendiéndose de las acusasiones por abusar de menores, contando el dinero de la limosna o condenándonos al infierno por vestirnos con la falda arriba de la rodilla, les toca bendecir gente. Pero para ahorrarse el trabajo de hacerlo pecador por pecador, estos sacerdotes tuvieron una excelente idea:

Arrojar agua bendita desde un avión para bendecir a una ciudad completa. En la época de la producción y el consumo masivo, ya no hay tiempo para intrincados rituales individuales. La eficiencia es la orden del día y, si con un viaje aéreo y un poco de agua bendita puedes erradicar el pecado de una ciudad completa, que así sea.

Estos hechos ocurrieron en Rusia, en la ciudad de Tver, con la intención de proteger a los habitantes del alcohol y la lujuria. Y aunque la noticia se hizo viral recientemente, en realidad se trata de una actividad que realizan cada año desde hace algunas décadas.

Pero esto no es tan sencillo, no es nada más aventar agua. Para esta tarea utilizan dos objetos sagrados: El caliz inagotable, que dicen que cura a los drogadictos y a los alcohólicos; y una imagen de Juan el Bautista porque Juan el Bautista siempre aplica.

Para los sacerdotes que organizaron todo esto se trata de un asunto muy serio, por supuesto. Según dijeron, su intención es tratar de ayudar a las personas a deshacerse de las enfermedades y detener el consumo de alcohol, drogas y la fornicación. Hasta lo consideran su trabajo. Bien por ellos, hay que echarle ganitas todos.

Compartir Estos padrecitos lanzaron agua bendita de un avión para quitarte lo borracho y lujurioso

Logo