Típico que te mueres haciendo el delicioso extramarital y te lo consideran “accidente laboral”

El sistema funciona

Hotel de paso.- Cuando andes de infiel en un viaje de trabajo, procura no petatearte pues podrías armar un mega escándalo, además de que todos se enterarían de que le pusiste el cuerno a tu esposa. Pero, si ya lo haces, recuerda que la ley te protege y tu muerte será considerada accidente laboral.

Eso le sucedió a Xavier X, un ciudadano francés, que trabajaba como ingeniero para una empresa de construcción de ferrocarriles. En 2013, el inge Xavier se fue a un viaje de negocios a Meung-sur-Loire y allí conoció a una mujer. Cuando ambos estaban en pleno delicioso, ¡zaz!, que se petatea el Xavier (de la muerte chiquita pasó a la muerte real) de un infarto.

Desde entonces y hasta la fecha, hubo una gran disputa legal para determinar si la empresa tenía que indemnizar o no a la familia de Xavier. El pleito se prolongó durante muchos años, pues la compañía se negaba a pagar una lana por el “accidente”.

Dicha empresa argumentó que el ingeniero se había muerto en un hotel distinto al que lo hospedaron ellos, además de que andaba de calenturiento con alguien que no era su esposa y que el paro cardíaco no fue responsabilidad de la compañía, pues su chamba no le dañó el corazón directamente.

Pero el tribunal dijo que nel, que si se murió durante su viaje de trabajo es un accidente laboral (haiga sido como haiga sido), y que el cuchi-cuchi es un acto de la vida tan normal como bañarse o comer.

De modo que la empresa, aunque no le agrade, deberá pagar el 80% del salario del difunto Xavier a su familia, desde aquí y hasta la fecha en que Xavier se hubiera tenido que jubilar. C’est la vie, camaradas.

Compartir Típico que te mueres haciendo el delicioso extramarital y te lo consideran “accidente laboral”

Logo