7 leyendas urbanas de la Ciudad de México que no te dejarán dormir esta noche

Para que vivas este viernes 13 como se debe…

Dross – La Ciudad de México es tan vieja como laberíntica. Con cientos y cientos de años de antigüedad, entre sus callejones se esconden miles de historias, misterios y, a veces, cosas aterradoras que pueden salirte al paso mientras regresas a tu casa de noche. Las leyendas urbanas no son pocas.

Todos estos rumores se van fermentando con el paso de los años y dan vida a muchas historias. Todo mundo tiene por lo menos una historia de fantasmas, criaturas nocturnas o sucesos terroríficos. Más terroríficos que el smog, los asaltos y la sobrepoblación, si es que eso es posible.

Más allá de la típica Llorona, la casa de Cañitas o el Chupacabras, esta ciudad tiene una historia oscura en cada rincón. Para que pases este fin de semana de viernes 13 y luna llena, aquí te dejamos algunas de ellas:

1. La rata gigante de la Merced

En la Ciudad de México hay tantas ratas que si las repartieran entre sus habitantes, nos tocarían 5.8 ratas a cada quien. Pues una de estas ratas es notablemente más grande que el resto y deambula por la colonia Merced.

Fundada en el siglo XVI, es parte de la historia y del corazón del centro de esta ciudad y sin duda un imán para esta clase de entidades de la noche.

Desde los 80s se cuentan rumores de una rata realmente grande que merodea por esta zona y que era la responsable de los cuerpos roídos de perros callejeros y mascotas perdidas que se encontraban por las calles. El temor fue tanto que la Secretaría de Salud de ese entonces raelizó una fumigación masiva que tuvo como víctimas a más de 700 mil ratas, pero ningún rastro de la rata gigante.

En una ciudad con un sistema de alcantarillas gigantesco, este roedor legendario podría aparecerse frente a ti en cualquier lugar.

2. Los túneles y estaciones secretas del metro

La larga red de túneles subterráneos es casi una ciudad aparte. Con 195 estaciones y 226 kilómetros de longitud, es normal que oculte algunos buenos secretos.

Muchos usuarios aseguran que, durante los veloces recorridos de una estación a otra, han visto accesos secretos, túneles alternos y hasta estaciones de metro completas.

Los rumores dicen que muchas de estaciones son de uso exclusivo del ejército, en caso de que necesiten llegar rápidamente a cualquier punto de la ciudad por el subterráneo.

3. Criaturas que viven en los túneles del metro

Con toda esa red de túneles, es completamente plausible que exista vida o incluso civilizaciones completas viviendo ahí. Piénsenlo, criaturas que evolucionaron de los humanos y que sobreviven en la oscuridad, blancas de tan alejadas del sol y con ecolocalización para moverse entre los túneles sin problemas. Esto explicaría las más de 150 personas que han desaparecido sin dejar rastro en el metro de la CDMX.

4. El vampiro de Barranca del Muerto

Según la leyenda, un viejito trabajador como tú o como yo, regresaba durante la noche a su casa usando el metro. Sin embargo, al bajarse en la estación Barranca del Muerto topó algo raro: Dos hombres forcejeando en pleno andén. Al acercarse a separar la pelea pudo ver bien de cerca que ocurría. No era un pleito: Un hombre estaba mordiendo el cuello del otro. Al escuchar al señor, el vampiro volteó y el hombre pudo ver su cara pálida y enferma cubierta de sangre, que amenazante le mostraba un par de largos colmillos.

El hombre, por supuesto, salió de ahí corriendo para dar aviso a la policía. Aunque no encontraron al supuesto vampiro ni a la víctima, sí encontraron un rastro de sangre que hasta hoy no tiene explicación…

5. Los fantasmas en el metro y fuera de él

Con 50 años de historia, más de un fantasma se ha aparecido por los pasillos y túneles del metro. Las historias son varias y todas tienen en común que ocurren durante la noche, cuando comienza a disminuir drásticamente el flujo de pasajeros.

Entre los más comunes son las historias de viajeros que ven a una niña en la estación del metro Terminal Aérea, aunque también hay rumores sobre fantasmas que se aparecen en las estaciones que se encuentran sobre el Centro Histórico y hasta videos de entidades que aparecen en las calles de Paseo de la Reforma.

6. La Sor Juana que se truena los dedos…

La estatua negra de Sor Juana que se encuentra en el callejón de San Jerónimo en el Centro Histórico tiene fama de estar embrujada. De acuerdo con habitantes de la zona, a la estatua no le gusta que se paren frente a ella. Si lo haces, podrás topar de pronto que la estatua comienza a hacer ruidos como si se tronara los dedos o escuchar o el sonido del roce entre dos piedras, como si la estatua se estuviera moviendo.

7. La Casa Negra de la colonia Roma

En el corazón del barrio más hipster de la Ciudad de México existe una casa derruida que a principios del siglo pasado albergaba a enfermos de tifoidea.

Desde esa época se decía que la energía de los muertos y enfermos permanecía en el lugar, al que se le comenzó a llamar “La Casa Negra”. Para acabar con ella, los vecinos decidieron quemar el lugar, dejando encerrados a enfermos, médicos, niños y a todos los que estaban adentro.

De acuerdo con los rumores, todavía es posible escuchar gritos de dolor salir de las ventanas de este lugar.

 

Compartir 7 leyendas urbanas de la Ciudad de México que no te dejarán dormir esta noche

Logo