9 cosas que detuvieron la carrera de futbolistas de nuestros tíos

Sin las tías y las cheves, México tendría la mejor cantera del mundo

Férula del Bajío.- Todos tenemos un tío que estuvo a punto de ser futbolista profesional, pero la vida tan canija como es, se interpuso en su camino. Y es que viendo como los profesionales vuelan el balón en un remate enfrente de la portería, no dudamos que nuestros tíos pudieron haberlo hecho mejor.

Estos son los mejores paros que se avientan nuestros tíos del por qué no ‘llegaron’:

1. Tu tía. Empecemos por ahí. Y no sólo tu tía, sino todas las que pudieron ser tus tías lo distrajeron de su verdadera vocación.

2. Las cheves. Y no es que le estorbara correr con ellas, sino que crearon una reacción alérgica en el área abdominal.

3. ‘Me mudé de ciudad’. Sí, se cambió a una ciudad en donde no existen los balones.

4. Se chingó la rodilla. Esta es repetida como mantra por 9 de cada 10 tíos panzones.

 5. Siempre dicen, romantizando infancias, que tuvieron que trabajar para ‘ayudar a la casa’. Sí, las maquinitas era una necesidad básica.

6. ‘Le caí mal a un entrenador’. En el pasado, había un montón de maestros de deportes HDP que se ensañaban con los alumnos sin talento.

7. ‘Me invitaron a un trabajo’. Al parecer, antes había reclutadores en las canchas de fut robándole sueños a los jóvenes.

8. Dicen que intentaron otro deporte y luego cuando quisieron volver, habían perdido práctica. Esta maroma es ingeniosa, pero no deja de ser lamentable.

9. Las reumas que aparecen a edad temprana han truncado a millones de Hugo Sánchez.

 

Compartir 9 cosas que detuvieron la carrera de futbolistas de nuestros tíos

Logo