Típico que eres el alcalde y te discriminan en tu propia oficina porque vas de vagabundo

Bueno, esto es incómodo

México.- Si eres de los que hacen fuchi a las personas diferentes a ti y a tu estatus social, piénsatelo dos veces antes de portarte mala onda; primero porque qué triste andar haciéndole el feo a la gente, y segundo porque qué tal que es una trampa de tu jefe para ver si discriminas.

Eso ocurrió allá en el norte, Chihuahua, donde el alcalde del municipio de Cuauhtémoc, Carlos Tena, llegó a sus oficinas en silla de ruedas, con olor a aceite y unos lentes oscuros para pedir una despensa y ayuda a las autoridades.

Los trabajadores de la dependencia, según relató el propio presidente municipal, no le brindaron un trato digno, e incluso lo sacaron porque tenía mal olor. Ante esta situación, el alcalde se incorporó, se quitó el disfraz y aplicó un:

Desde luego, las secretarias y demás personal se disculparon con él por no haber actuado debidamente y con respeto, tal como lo dictaminan los códigos morales de la Cuarta Transformación, según AMLO.

Carlos Tena regañó a su personal y les dijo que deben tratar bonito a toda la gente que pida ayuda, nada de alzarse el cuello o hacerlos esperar así nomás. E incluso aseguró que él mismo recibirá a las personas que vayan a la dependencia por alguna ayuda.

Como ustedes recordarán, la técnica del “falso vagabundo” se ha utilizado muchas veces en otras ocasiones, sobre todo para subir las reacciones al YouTube y hacer que el mundo se entere de la discriminación. Bien jugado, aunque habría estado más fuerte si lo hubieran hecho con las recepcionistas del IMSS.

Compartir Típico que eres el alcalde y te discriminan en tu propia oficina porque vas de vagabundo

Logo