Hombres que salpiquen la taza del baño serán obligados a sentarse para secar lo que hicieron

OJALÁ FUERA CIERTO

Mingitorio El Alto.- Los baños públicos serán ahora vigilados por elementos seguridad privada para evitar que los varones que salpican la taza al orinar, se vayan impunemente del lugar, dejando una estela de agua de riñón como recuerdo a la siguiente persona que haga uso de los servicios de baño.

‘Viene y mean y dejan todo mojado, mano’, se quejó un ciudadano que tuvo que sentarse para hacer del ‘2’ después de que un desconsiderado dejara su firma por toda la taza.

Resultado de imagen para viaje al fondo del mar trino gif

Los vigilantes tendrán la encomienda de entrar a todos los baños después de ser usados para cerciorarse de que no haya rastro de orina en la taza, y en caso de sí encontrar ésta, sentaran a los individuos para secar lo que hicieron.

‘Van a querer correr después de mear, por eso tenemos que ser rápidos para agarrarlos y devolverlos‘, adelantó un guardia quien sabe que casi nadie pierde el tiempo en lavarse las manos después de ir al baño.

La propuesta inicial era poner a los infractores a usar su lengua como trapeador, pero al parecer Derechos Humanos se quejó, por lo que sólo se podrá sentarlos encima del cochinero que hicieron para que quedé el lugar tal y como lo encontraron, medida que se preve que haya resistencia de parte de varones con temblorina y acomplejados por el tamaño.

Compartir Hombres que salpiquen la taza del baño serán obligados a sentarse para secar lo que hicieron

Logo