¡Hazte a un lado Fibonacci! Descubren que el punto áureo surgió del copete de tu mamá

Toma eso comunidad científica mundial

México cuántico.- La comunidad científica internacional ha sufrido de un gran shock este día al descubrir que las madres mexicanas llevan en sus frentes, sobre su tercer ojo, el surgimiento del punto áureo.

 

Pero… ¿Qué es el punto áureo?

Bien, te lo explicamos sencillamente:

El número áureo (también llamado número de oro, razón extrema y media, razón áurea, razón dorada, media áurea, proporción áurea y divina proporción) es un número irracional, representado por la letra griega φ (phi) (así en minúscula) o Φ (Phi) (en mayúscula) en honor al escultor griego Fidias.

Te preguntarás, ¿Qué tiene que ver esto con la sucesión de Fibonacci? ¡Porque lo leí en título y no me estás diciendo nada Tío Deforma!

Tiene que ver todo, ya que si se denota el enésimo número de Fibonacci como Fn, y al siguiente número de Fibonacci como Fn + 1, descubrimos que, a medida que n aumenta, esta razón oscila y es alternativamente menor y mayor que la razón áurea.

El número áureo y la sección áurea están presentes en todos los objetos geométricos regulares o semirregulares en los que haya simetría pentagonal, que sean pentágonos o que aparezca de alguna manera la raíz cuadrada de cinco.

 

Podemos también notar que la fracción continua que describe al número áureo produce siempre números de Fibonacci a medida que aumenta el número de unos en la fracción. Esta propiedad fue descubierta por el astrónomo alemán Johannes Kepler, pero pasaron más de cien años antes de que fuera demostrada por el matemático escocés Robert Simson.

Grupos de música del diablo como Tool, han tomado estos elementos y los han hecho en lo que ellos creen “arte”, pero nada que ver con los peinados de moda femeninos de tu madre y tías.

Hoy en día, todos estos estudios han sido refutados gracias a otros estudios arrojaron que todas estas ecuaciones han sido creadas desde los primeros tiempos, donde las madres mexicanas, sin saberlo, llevaban a cabo peinados extravagantes, de buen gusto y muy llamativos, exponiendo el punto áureo a todo lo que da.

Ahora bien, si quieres llevar la divina proporción sobre tu cabeza todos los días, te recomendamos seguir el ejemplo de los expertos en la materia:

 

Compartir ¡Hazte a un lado Fibonacci! Descubren que el punto áureo surgió del copete de tu mamá

Logo