Mike Tyson vino a México para convertirse en buena persona… fumando sapo sonorense

No hay mejor psicotrópico en el mundo

Sonora.- Mike Tyson nos sigue demostrando que lo suyo es destruirse las neuronas, ya que después de llevar una carrera como boxeador, en donde fue el campeón más joven de los pesos pesados, ahora anda probando cualquier psicotrópico que se le ponga enfrente.  

En entrevista con ESPN, el ex campeón de 52 años de edad dijo que “ya mató al monstruo que tenía dentro”, luego de visitar el Desierto de Sonora, en donde fumó DMT extraído de un sapo, el cual, según Tyson, le cambió su percepción de la vida por completo.

“Me lo fumé todo, saqué todo y ¡boom! Mi cerebro se activó y podía hablar. Fue como matarme a mi mismo. Ahí también murió mi ego. Mi vida cambió completamente”, dijo el ex boxeador que gustaba de comerse las orejas de sus contrincantes.

Mike Tyson comentó para ESPN que un amigo le recomendó probar el sapo sonorense para quitarse los demonios de encima, y que el efecto dura sólo 15 minutos pero los resultados, como quitarle la oreja a alguien, son para siempre.

“Yo era violento, mis peleas callejeras, hábitos con las drogas, desmedidas aventuras sexuales, todo ha acabado, sigo en este mundo y debo rehacer mi vida por el bien de mi familia”, concluyó Mike para demostrar que hasta un boxeador puede cambiar. 

Seguiremos informando hasta que le den un sapo sonorense a cada mexicano para convertirnos en el mejor país del mundo.

Compartir Mike Tyson vino a México para convertirse en buena persona… fumando sapo sonorense

Logo