Esto es lo que sabemos del gatito de Julian Assange que escapó al arresto de su dueño

No podemos confirmar ni negar que Delfín Quishpe es el nuevo dueño del gato

Ecuador – Durante su largo largo encierro en la embajada de Ecuador en Inglaterra, Julian Assange tuvo un acompañante que hizo de sus días más llevaderos… un dildo. No, no es cierto. O bueno, no sabemos, pero nos referíamos a su gatito.

Este galán que ven acá es Embassy Cat o “Gato Embajada”, y es el michis que acompañó a Julian Assange durante tres de los seis años que estuvo encerrado en la embajada de Ecuador. El gato fue un acompañante de Assange, fiel amigo y atractivo turístico (junto con su amo) para todos los diplomáticos que visitaban el lugar.

Su popularidad era tal que incluso tenía su propio Instagram, en donde posteaba cosas tiernas y crípticas sobre vigilancia y seguridad digital porque al parecer salió a su papá.

Pues bueno, todos se preguntan el día de hoy qué pasó con el gato de Julian Assange y con justa razón, pues no parece haber acompañado a su amo a la cárcel y no se ha dicho nada de él. Resulta que hace meses el Hackerman “liberó” a su gato porque “su soledad le era insoportable” y también para que tuviera una vida sana. No sabemos qué quiso decir con “liberar”, pero esperemos que por su propio bien lo haya dejado con alguien responsable y de confianza.

El gato ya había sido motivo de discordia entre Julian Assange y la embajada de Ecuador, pues hace no mucho le mandaron un memo en donde le pedían que por favor limpiara el desmadrito de su gato, su propio baño y que de favor no soltara información que pudiera desestabilizar naciones ajenas, a lo que Julian respondió que lo que le pedían era como un régimen de prisionero.

Acá te dejamos con algunas de las mejores fotos de este tierno michis crítico del imperialismo occidental:

1.

 

2.

 

3.

4.

5.

 

 

6.

 

7.

8.

Compartir Esto es lo que sabemos del gatito de Julian Assange que escapó al arresto de su dueño

Logo