Auch, justo en el “me canso ganso”

Internet del Mame.- Esta Cuarta Transformación es tan poderosa que ya ha llegado al museo de Louvre en París, donde actualmente se exhibe una preciosa estatua de nuestro nuevo tlatoani AMLO bebé, justamente cuando era un pequeño cachetoncito y apenas comenzaba con su primera gira por México.

La evidencia la compartió un chairo que andaba dando el rol en le “Museo de la Ubre”, allá en Paris. Él mismo confesó que eso ya es mucho fanatismo, pues una cosa es ser chairo amlover y ver todas las conferencias mañaneras del Peje, pero otra muy distinta es esculpirle una figurilla a nuestro presidente. Aquí la evidencia:

El precioso detalle del ave que acompaña al niñito AMLO nos revela que nuestro presidente ya aplicaba el “me canso ganso” desde muy temprana edad. También es digno resaltar que el talentoso artista que esculpió esta figura no quiso ponerle color, quizás para darle un toque de realismo al cabello de algodón que caracteriza a AMLO.

Fuentes de petróleo nacional nos confirman que una comitiva de chairos ha abordado un trasatlántico para llegar a Francia y prenderle unas veladoras a la figura de nuestro mandatario. Asimismo, planean ponerle una banda presidencial y quizás una corona de flores.

Sin embargo, detractores, fifís y derechairos aseguran que esta figura no pertenece a la Cuarta Transformación, sino a Roma (al Imperio, no a la película), por lo cual consideran que los fanáticos pejelovers están cometiendo una profanación al arte clásico, tal como profanaron la sagrada residencia de Los Pinos. Pero eso lo dicen por envidiosos. ¡Viva el cansogansismo!

 

Compartir Esta estatua de AMLO de cuando era niño ya avergonzó hasta a los mismos chairos

Logo