9 momentos en los que tu ropa ya te suplica que cambies de talla

¡Ya no lo hagas, por favor!

Meméxico – Regularmente por estas fechas andamos todos preocupados para que las cosas nos queden y nos veamos lo más apegado posible a lo que los estandares de belleza nos inculcan. Es todo un rollo.

Desde luego nosotros amamos nuestro cuerpo tal y como es, pero siempre podemos vernos cool y hacernos notar de la mejor manera posible, todo está en echarle ganas y concentrarnos en no parecer tamalito o el mismo pavito que cenaremos.

Así que ahí te van una serie de recomendaciones para detectar lo que tus amigos no te dicen porque te quieren pero que definitivamente no se te verá nada bien, ya deja de ser la comidilla y llena de orgullo a tus papás al menos una vez en la vida.

1. Cuando te quitas tus sandalias favoritas

Tipico que te costó horas ponerte esos zapatos que tanto te gustan pero como ya engordaste cuando te los quitas parces jamón.

2. Entiende que no te puedes poner la ropa de tu hermanita

Las tallas kids son muy lindas, pero ya no puedes ponerte la ropa de tu hermanita de 7 a los 25

3. Este problema de piernas gorditas

Si bien puede que solo sea la fricción en su mayoría de las ocasiones es por una mala talla.

4. Cuando vuelves ombliguera algo que no lo es

Si el jamón se sale es una señal.

5. Cuando se te abre la camisa así

Ni hablar, esa pancita necesita más tela

6. Pantalón de brincacharcos

Una cosa es la moda y otra no tener vergüenza, ya no te pongas esas cosas

7. Si de pronto pareces bubu lubu

Si llegas a este incómodo momento eso no es para ti.

8. Cuando tu ropa se estira más que las ligas

Esto es llevar al límite las prendas y la estiras tanto que se vuelve transparente ¡ya no hay temor a Dios!

9. Casos peculiares

O tienes que cambiar de talla porque se te desborda la carne o ya no traes resorte en la prenda, de cualquier forma ya respétate y tira eso.

 

Compartir 9 momentos en los que tu ropa ya te suplica que cambies de talla

Logo