¡Coño, Micky!

Villa de las Pompis de Santa Anna.- Luis Miguel, famoso actor con contrato vigente en Netflix, está en plena gira llamada ‘México por siempre’ (sí, se rompieron la cabeza para el nombre) y justo el sábado pasado se presentó en una diminuta aldea llamada Aguascalientes, en donde a pesar del alto costo de los boletos el cantante se presentó a trabajar en estado inconveniente.

Su estado de embriaguez era tan notorio que los presentes no pudieron dejarlo pasar y mientras disfrutaban de las canciones que se escuchan en su serie, se reían de escucharlo hablar como tío gordo en cena de Navidad.

Tal vez tuvo una gripa unos días antes, y le dijeron que con un brandy de jalón se le quitaba, pero como el escurrimiento nasal seguía, pues le siguió entrando a la copita de Jerez.

Es posible que aprovechando la voz aguardientosa que le sale del alma, empiece a cantar música country o souls de Louisina, tal y cómo Elvis lo hizo después de pasar por el rock, baladas, el gospel y terminar con ese género que va bien con el estado de embriaguez.

Aquí el célebre momento inmortalizado:

Pero al parecer ya es seguidilla, porque hace unos días, según reportó la Tía Paty, de igual forma hubo quejas y abucheos por su inconveniente estado:

¡Coño, Micky!

Compartir Luis Miguel hizo un Alejandro Fernández y dio su concierto con varias “cubeibis” encima

Logo