Hasta el cempasúchil se tragó

Mictlán.- Esta mañana el Hospital General de la CDMX reportó el ingreso de un turista noruego que llegó rodando a sus instalaciones por un presunto empanzonamiento severo. Su esposa declaró que el hombre confundió la comida de las ofrendas con un buffet gratuito, subiendo casi 17 kilos por andar tragando pan, tamales, arroz con mole y hasta los tejocotes que nadie se come.

Ya que el día de muertos es una tradición mexicana tan linda que atrae a gente de todo el mundo porque James Bond y Coco la pusieron de moda(Gracias Hollywood). Henry Atetoomuch y su esposa decidieron visitar nuestro país para vivir de cerca la celebración, pero jamás se imaginaron que un error garrafal los haría terminar en el hospital después de visitar las ofrendas de la UNAM y el Zócalo capitalino.

 

La pareja visitó las ofrendas del Zócalo, la universidad y varios museos donde Henry estaba ilusionado porque estaba atascándose de a gorra. La señora Atetoomuch nos contó que fue en la sexta ofrenda donde su esposo comenzó con malestares, “de por sí ya era gordo, ahora se veía mórbido y bien pálido”. Al final, decidieron llevarlo al hospital.

Los doctores encontraron tejocotes enteros y hasta frutas de plástico en el interior del estómago del noruego. Afortunadamente, lograron extirparle todos los juguetes sin complicaciones pero no pudieron hacer mucho respecto a los 16.87 kilos de puro antojitos mexicanos. Lo reportaron como estable y lo darán de alta el viernes por la mañana.

La pareja regresará a su país durante el fin de semana esperando que Henry Atetoomuch no ande comiendo más porquerías. El hijo de Odín puso en su Facebook que se encuentra bien y que la culpa es de su esposa porque como está embarazada, a él le dan los antojos.

Compartir Hombre engorda 17 kilos después de confundir comida de la ofrenda con buffet

Logo