¡Nos están invadiendo!

Playas del Internet.- ¿No les ha pasado que son una familia británica que están bien tranquis vacacionando en una playa de Nueva Zelanda y de pronto se topan con una extraña e inmensa cosa que parece una masa de músculos y que, al parecer, sigue viva?

Eso fue justo lo que le sucedió a una familia que se encontraba en la isla norte de Nueva Zelanda. Naturalmente, lo primero que se les vino a la cabeza fue que se trataba de algo sobrenatural, algo así como una horripilante mezcla de un Demogorgon y gran pedazo de plástico derretido.

Supusieron que lo que veían era algún extraterrestre quien también estaba por ahí vacacionando. Al principio, creyeron que esa rara cosa ya estaba muerta, pero de repente descubrieron que aún se movía y esto les causó un susto mayor.

Afortunadamente, la imagen llegó hasta los ojos del Instituto Nacional de Aguas e Investigación Atmosférica de Nueva Zelanda, quienes revelaron que ese Demogorgon en realidad es una inofensiva y tierna medusa melena de león, un monstruo acuático de 2.3 metros de diámetro y 36.5 metros de longitud (la medusa más grande que hay en el mar y de las criaturas más extensas).

El caso es que la familia puede sentirse afortunada, pues era más probable que vieran a un extraterrestre que a una inmensa medusa, pues la última vez que se avistó una igual en una playa fue en 1870 en las costas de Massachusetts, en Estados Unidos.

Así que si tenías más dudas sobre dejar de usar popotes, recuerda que los popotes son enemigos de las criaturas marinas, incluyendo las medusas, las bañistas y las carabelas de Cristóbal Colón.

 

Compartir Clásico que estás todo tranqui en la playa y te encuentras a una extraña cosa alienígena

Logo