Más plástico, más arte, más vida

Los Ángeles.- Mientras miles de hipsters pelean para que se dejen de usar los popotes, personas en el mundo del arte y la ciencia están luchando por la conservación del plástico. 

Cuando los astronautas Neil Armstrong y Buzz Aldrin caminaron sobre la Luna no llevaban ropa casual para caminar. Los trajes espaciales que usaron estos históricos personajes estaban hechos con distintos tipos de plástico, material que se encuentra en peligro de extinción.

Para evitar la degradación de los trajes, en el Museo Nacional del Aire y el Espacio, en Washington, decidieron retirarlos de exhibición, situación que lamentan muchos curadores de arte y curiosos por la historia de la humanidad.

Los popotes también sirven para hacer trajes espaciales.

“Te rompe el corazón”, dijo Malcolm Collum, curador del museo, quien asegura que muchos uniformes de astronautas históricos se han perdido por completo gracias a la desintegración de los plásticos.“Científicos se siguen esforzando por hacer del plástico un material mas resistente“, mencionó.

“Los plásticos están acercándose al final de sus vidas”, dijo Georgina Rayner, científica de conservación en los museos de arte de Harvard, en donde también han sufrido muchas perdidas de piezas plastificadas.

Además de contar historias y ayudar a conservar la memoria de la humanidad, el plástico también sirve para fabricar jeringas y bolsas para sangre que ayudan a extender vidas. Así que ahora lo tendrás que pensar dos veces antes de decir que el plástico es el Luisito Rey de los materiales. 

“Sí hay razones por las cuales los usamos en vez de otros materiales”, dijo Jeanette García (sin parentezco con Yanet García), química de polímeros de IBM. “Entre ellas, los trajes para poder ir al espacio”. Así que ya lo sabes, antes de tirar tus popotes al mar para no usarlos en tu bebida orgánica, como buen hipster, dónalos al Museo Nacional del Aire y el Espacio pues los necesitaran para cuando más gente necesite viajar al espacio.

Compartir Mientras tú todo hipster pides sin popote, estas personas luchan por conservarlos

Logo