¡Maldita vida!

La Mafia del Boleto.- Jorge Luis García Oseguera, chavito de 35 años que vive con sus padres y vendió un su hígado tras enterarse que Gorillaz vendría a México, se encuentra desolado esta mañana luego de que no alcanzara boleto durante la preventa del concierto. Ahora contempla el suicidio.

La semana pasada, se anunció de improviso y nomás por los “destos” de Damon Albarn que la banda virtual de dibujitos, Gorillaz, vendría en octubre al Palacio de los Deportes para cerrar su gira interpretando sus famosos éxitos como “El Baile del Gorila”. El día de hoy, a las 11 de la mañana, comenzó la preventa, pero a los 35 minutos ya no había ni un boleto.

La situación se puede resumir de la siguiente manera:

A pesar de que le dijeron que “todavía podía alcanzar en la venta general” o que “ahí en la reventa seguro hay”, la neurosis y la falta de hígado provocaron en Jorge una úlcera que ya lo tiene en cuidados intensivos. Lamentablemente, tendrá que dejar empeñado su otro hígado (nació con dos) para poder pagar la cuenta.

Poco después, Jorge se enteró que la serie favorita de los únicos y detergentes, Mr. Robot (basado en las aventuras de un Peñabot que quiso ser humano), llegaría a su última temporada en 2019. En ese momento, consciente de que Dios estaba muerto y nosotros lo matamos, el joven se aventó por la ventana. Lamentablemente, se encontraba en el primer piso y ahora se encuentra con las dos piernas rotas. 

Compartir Chavito que vendió sus órganos no alcanzó boletos para Gorillaz

Logo