Ya estaba siendo muy raro que los vendedores de paraguas supieran cuándo iba a llover

México.- La policía federal encontró un altar clandestino elaborado por los vendedores ambulantes en honor a Tláloc, el terrible dios de la lluvia que siempre aparece por estas fechas. Según el informe de los peritos, este altar evidencia un pacto secreto entre la deidad mexica y los comerciantes.

La investigación se llevó a cabo luego de que muchos transeúntes exigieran a las autoridades una explicación coherente sobre la extraña aparición de cientos de vendedores de paraguas y “capas para que no se moje” justo cuando empieza a llover, a pesar de que muchas veces hay sol y pareciera que no caerá ninguna gota de lluvia.

Tras estas denuncias, se revisaron cientos de videos para vigilar el comportamiento de los vendedores de paraguas. En uno de ellos, se evidenció a un paragüero que, en repetidas veces, ingresó con flores, incienso y unos litros de pulque a un domicilio de una colonia popular. De inmediato, los policías se trasladaron a dicha zona e inspeccionaron la casa.

Así descubrieron un altar a Tláloc y una réplica del calendario azteca donde se iban revelando poco a poco los días en los que este dios habría de descargar su furia contra la gente desprevenida. “Los vendedores ambulantes aprovechan para ganar mucho dinero vendiendo paraguas y, a cambio, Tláloc gana más fieles”, aseveró un perito.

Sin embargo, aún no se ha decomisado ningún paraguas ni se ha levantado un proceso judicial contra los vendedores y Tláloc, puesto que los acuerdos entre personas y dioses no están castigados por la ley, “en todo caso, también tendríamos que castigar a los que madrugan con el único propósito de que Diosito los ayude”, concluyó un policía.

Compartir Descubren pacto secreto entre Tláloc y vendedores de paraguas

Logo