Un poema para ese poema llamado manteconcha

Panadería El Manantial.- Después de una intensa semana de trabajo reportando todo lo referente a las manteconchas y a sus otros panes compañeros, nuestros becarios tomaron un bien ganado descanso de diez minutos y se fueron a echar al pastito mientras reposaban del mal del puerco y pensaban en lo bella que puede ser la vida tras el éxito de las manteconchas.

Justo ahí le llegó la inspiración divina a uno de nuestros becarios y, sosteniendo una manteconcha con la mano derecha mientras la miraba fijamente, comenzó a balbucear algunas palabras que poco a poco fueron tomando la forma de un poema. Inmediatamente, otro becario sacó papel y lápiz y comenzó a anotar lo que su compañero fabulaba en pleno trance poético.

Y así es como surgió esta bella “Oda a la manteconcha” que merecidamente la compartimos con todos nuestros lectores. Provechito:

 

ODA A LA MANTECONCHA

 

De una clandestina unión

que tal vez no fue planeada

surgió la combinación

de concha con mantecada.

La manteconcha ha nacido

por deseos indecentes,

y sabe al fruto prohibido

de dos panes diferentes.

No hay flaco que no la pida,

ni gordo que no la aclame

pues la manteconcha es vida

y es reina del tren del mame.

Más que pan, es un poema,

es un híbrido glorioso

con superficie suprema

y con el cuerpo esponjoso.

Con un hambre familiar

y la barriga rechoncha

todos quieren elogiar

a la excelsa manteconcha.

La manteconcha es cultura,

es símbolo del progreso,

bandera de la gordura,

razón de subir de peso.

Unos cuantos charlatanes

la consideran atroz:

dicen que mezclar dos panes

es jugar a ser un Dios;

y, a pesar de tal sentencia,

este pan es el invento

donde mejor se evidencia

que en el país hay talento.

Las llantitas de mi panza

ningún gimnasio las poncha,

y la dieta no me alcanza

si voy tras la manteconcha.

Manteconcha: siempre seas

aplaudida y alabada,

sólo tú te balanceas

entre concha y mantecada.

Eres un pan de alto rango

que no perderá su brillo

aunque llegue algún chilango

a meterte en un bolillo.

 

Versos de @lufloro

 

 

Compartir Con ustedes una muy merecida “Oda a la manteconcha”

Logo