Tan rápido que crecen las criaturas

México.- Miles de padres de familias posmodernas, líquidas, alternativas, problematizadas y deconstruidas han expresado en todas las redes sociales un incontenible orgullo al ver que sus perrhijos, gathijos e incluso lagartijos ya crecieron y ahora han iniciado con el nuevo ciclo escolar.

“Desde hace unos días inscribí a Milaneso a la escuela, pero aún no me he hecho a la idea de que ya es mayorcito y debe estudiar, el pequeño depa donde vivimos va a estar muy vacía mientras Milaneso se encuentre estudiando”, comentó, casi al borde del llano, Camila, la madre de un lomito de raza propia.

Por su parte, el secretario de Educación, en ceremonia solemne, dio una cálida bienvenida a los perrhijos y gathijos que inician el ciclo escolar, les deseó el mejor de los éxitos y los inspiró a que no abandonen el camino del estudio y la disciplina “ustedes son el futuro de México”, destacó el secretario.

Asimismo, las familias tradicionales, aburridas, cuestionadas y criticadas por las neofamilias observaron que los hijos de especie humana ya no son el principal motivo de conmoción nacional cuando ingresan a la escuela, pues, a diferencia de los neopadres que lloran al ver a sus perrhijos entrar al colegio, los padres tradicionales sólo se limitan a decir: “sí, sí, ya, a la chingada, órale, váyanse a la escuela, que allá los soporten”.

Los perrhijos y gathijos más delicados y especiales a los que se les complique ir a la escuela tendrán que tomar clases particulares para cumplir con sus obligaciones estudiantiles desde la casa. “El plan es que ningún menor se quede sin educación básica, y por menor me estoy refiriendo tanto a seres humanos como a perrhijos, gathijos o como se llamen”, concluyó.

 

 

 

Compartir Miles de neofamilias conmovidas por el primer día de escuela de sus perrhijos

Logo