Muy bonito pero ¡ouch!

Fashion Week.- Si además de mal gusto eres tacaña y tienes en mente realizar un viaje a la playuqui, el mundo de la moda te ha bendecido, pues este proyecto de bikinis requiere únicamente de paciencia, una cinta canela brillosa y/o con brillantina incluida y mucha, mucha creatividad.

Se trata de The Black Tape Project, diseños de trajes de baño creador por Joel Alvarez, cubano americano que logró el sueño americano gracias a varios pedazos de cinta y un sueño.

“Con mis últimos mil 500 dólares me compré una cámara y 10 años después aquí estoy. Gracias a mis conceptos he podido viajar por 36 países y publicado en incontables revistas”, confesó mientras planea su próxima colección con estampitas de la fruta.

Se trata de una idea simple: colocar la cinta en lugares estratégicos para crear la ilusión de vestimenta, cuando en realidad, la mayor parte de sus modelos se encuentran completamente desnudas.

Debido al éxito de este tipo de diseños, Alvarez encontró la manera de capitalizar esta vestimenta y empezó a vender su material de trabajo en su página oficial de internet.

La cinta delgada para diseñar tirantes tiene un precio de 25 dólares, (500 pesos), mientras que la gruesa para taparse las shishitas tiene un precio de 50 dólares (mil pesos ALV por cinta).

Sin embargo, nuestro deber como periodistas, comunicadores, gente seria y amlovers de closet es traerte los mejores precios. Si estás interesada (o interesado, nada más cuidado, depílense primero) puedes armarte uno de estos trajes con cinta de Fantasías Miguel, el mejor lugar para la venta y distribución de materiales para manualidades con más de 50 años de experiencia.

Compartir ¡Corre a tu mercería más cercana! que el bikini de cinta canela ya está en tendencia

Logo