Y tú quejándote cuando duermes chueco

México.- Pocos artistas llegan a los 40 años en sus cuatro sentidos. Pocas personas llegan con todos su cables conectados a los 50, a los 60, pero ¿a los 70? Solo algunos pueden seguir trabajando, lucir increíbles y levantarse después del madrazo que me diste.

Esto fue lo que sucedió con Angélica María en su último concierto en el Auditorio Nacional, mientras interpretaba uno de sus éxitos (no sabemos cuál, estamos rucos pero no TANTO), cuando una cochina bocina se interpuso en su divino camino.

Después de la caída, la cantante de “Eddy Eddy” sonrió al público preocupado y decidió continuar con el concierto, porque esos son artistas y no cantantes de pacotilla como los que tenemos hoy.

Por otra parte, todo el plomo que seguro consumió en su momento se infiltró en su sangre haciendo una armadura parecida a la de Wolverine, por lo que esta caída fue un simple rasguño.

Le mandamos un saludo a la Belinda del rock&roll mexicano, y a petición de nuestro editor en jefe, les dejamos un par de fotos para demostrar por qué era la tan solicitada “Novia de México”.

1.

2.

3.

4.

5.

Y el pilón para que nunca se nos olvide.

Juanga, te quiero precioso ángel, tú estás siempre en mi mente…

Compartir Nuestra Angélica María hizo un Juan Gabriel pero se portó como toda una profesional

Logo