Sucedió en Quintana Roo

México.- Nuestro viejo y querido país es conocido por su calidez humana, su comida deliciosa, su música, su cultura y sus obras públicas inútiles que nos asemejan a la Ciudad de Springfield pero con gente menos amarilla y más corrupta.

Como el caso del Ayuntamiento de Othón P. Blanco en Chetumal Quintana Roo, donde supuestamente la presidenta municipal de aquella localidad  María Luisa Alcerreca Manzanero, mandó colocar una de las obras más innovadoras de los últimos tiempos: Topes en las banquetas.

Esta obra que busca desafiar a los peligrosos peatones que circulan a 100 Km/h o a los irrespetuosos conductores de sillas de ruedas, causó indignación en redes sociales donde acusan a Maria Luisa de realizar este tipo de obras para justificar un supuesto derroche en el presupuesto.

Los nuevos topes pueden incluso lesionar a Neymar

Ante la oleada de críticas, las autoridades decidieron retirar la obra y aclararon que dichos topes no contaban con un permiso de construcción y de acuerdo con Víctor Sánchez Rus, Director de Desarrollo Urbano Municipal, los topes fueron construidos presuntamente por vecinos que intentan evitar que los ciclistas que circulen en la zona lo hagan en altas velocidades.

Es bien sabido que las personas en silla de ruedas conducen de manera imprudente

Ahora estos topes pasarán al extenso catálogo de obras inútiles que se han construido en nuestro país, como la Estela de Luz, los puentes peatonales cerrados, el Paso Exprés, la Línea 12 del Metro, el Estadio Azul, los semáforos y la escuela donde estudiaste.

Mientras tanto, las banquetas de la localidad

Compartir Cuando no hallas cómo justificar el presupuesto y mandas a poner topes en las banquetas

Logo