9 alegres diferencias entre irte de fiesta a mitad de semana y en fin de semana

9 alegres diferencias entre irte de fiesta a mitad de semana y en fin de semana

por Lui

La vida es un riesgo, carnal

 

Vinos y Licores La Esperanza.- Dicen que la sed de la mala tiene diferentes consecuencias dependiendo del día en que nos dé y la manera en que la afrontemos.

Si nos vamos a tomar un par de copas en fin de semana, no hay problema, pues todos sabemos que beber en fin de semana es algo socialmente aceptado. Pero cuando nos ponemos alegres entre semana, pareciera que hemos roto todos los códigos de ética y dignidad.

Sin embargo, muchas personas, en alg√ļn momento de su vida, han convertido en viernes un lunes o martes. Y todos sabemos que eso puede terminar mal, muy mal. Mientras que los que ocupan sus fines de semana en saciar su sed de la maligna se sienten borrachos m√°s responsables.

Por eso, nuestro Equipo de Investigaciones Etílicas de El Deforma ha determinado cuáles son las 9 diferencias de beber a mitad de semana y en fines de semana. Veamos:

 

1. Entre semana: S√≥lo era un traguito a la hora de comer para pasar el bocado y terminas cantando las de Jos√© Jos√© a las tres de la ma√Īana.

Fin de semana: Llevas desde el lunes esperando a que llegue el viernes.

2. Entre semana: Te da sentimiento de culpa porque hiciste lo incorrecto.

Fin de semana: Si no vas, te da sentimiento de culpa porque te aburres en tu cuarto a solas (nah, no es cierto: te la pasas viendo Netflix)

3. Entre semana: No sabes cómo pasó ni cómo llegaste a tomar tanto.

Fin de semana: Sabes muy bien todas las tonterías que hiciste, y, si no, tus amigos te recordarán.

4. Entre semana: La cruda la debes soportar mientras est√°s trabajando.

Fin de semana: Tu familia debe soportar tu cruda.

5. Entre semana: Tu ex se sorprende porque le marcas a las cuatro de la madrugada del miércoles.

Fin de semana: Tu ex ya sabe que le marcas los fines de semana.

6. Entre semana: Al día siguiente, te da pena ir a trabajar.

Fin de semana: Al día siguiente, lo vuelves a hacer.

7. Entre semana: Te emocionas porque el bar está casi vacío.

Fin de semana: Llevas media hora esperando en la fila del ba√Īo del bar.

8. Entre semana: Te tienes que subir al metro en la madrugada y ves que todos van reci√©n ba√Īados mientras que a ti ni se te ha bajado la peda.

Fin de semana: Muchos usuarios del metro van m√°s o menos igual que t√ļ.

9. Entre semana: Te prometes no volver a hacerlo, pero lo vuelves a hacer el fin de semana.

Fin de semana: Te prometes no volver a hacerlo, pero llega el martes y te vas a embriagar.

 

 

Te podría interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar