Qué fue del lunar de Enrique Iglesias y por qué su carrera murió luego de quitárselo

Qué fue del lunar de Enrique Iglesias y por qué su carrera murió luego de quitárselo

por Ayax
Qué le pasó al lunar de Enrique Iglesias

Enrique Iglesias nunca volvió a ser el mismo, esa es la verdad

Torero – Muchos de ustedes son demasiado jóvenes para recordarlo, pero hace cientos de años Enrique Iglesias era famoso por tener un lunar junto a la nariz. Aunque desafiaba los cánones convencionales de belleza, muchas señoras suspiraban por ese galán con todo y lunar… Entonces, ¿por qué desapareció?

Vamos por partes. Durante los primeros 28 años de su vida, Enrique Iglesias, hijo de la leyenda española Julio Iglesias, la rompió en grande haciendo uso de todo su talento y nos dio exitazos como Experiencia religiosa, Héroe, Escapar, Quizás y seguramente otras canciones que tu mamá recuerda.

Durante todos esos años estuvo acompañado de su fiel y característico lunar, un símbolo de la buena fortuna y el éxito que lo llevó a lugares insospechados, hasta que…

El final del lunar y la caída de una estrella

No fue hasta 2003, a la tierna edad de 28 años, que Enrique Iglesias tomó la fatídica decisión de quitarse su lunar. De acuerdo con una entrevista de la época, en realidad no fue una decisión estética, sino una de salud.

Según cuenta el mismo Kike, fue al doctor por una cosa que nada que ver y le dijeron que si le quitaban el lunar, que no tomaba más de cinco minutos y que así se podía evitar el riesgo de cáncer.

Enrique Iglesias, sin pensarlo demasiado, dejó que le quitaran el lunar porque le metieron miedo con el asunto del cáncer. Aunque el lunar no le molestaba especialmente, tampoco estaba encariñado con él y no le costó trabajo dejarlo ir.

Eso sí, el proceso de quitárselo fue muy aparatoso, pues salió demasiada sangre y ya se le hacía al pobre vato que todo había salido mal. Pero no. Rápidamente volvió a presentarse en público esta vez sin su afamado compañero: Hay vida después del lunar.

¿Y sí hay problemas de salud por los lunares?

Oootra posibilidad es que toda esa historia del médico haya sido un pretexto para justificar su vanidad. Ya saben, la clásica de “es que tenía problemas para respirar” cuando alguien regresa con la nariz operada. Y, o sea, no tiene nada de malo, es su nariz al final del día, pero nos pusimos a investigar porque hashtag periodismo de datos y no creerán lo que encontramos.

De acuerdo con una página con .gov en la URL y a la cual le creemos solo por eso, la gente que tiene muchos lunares sí tiene una mayor posibilidad de desarrollar melanoma, un tipo de cáncer de piel.

Es posible que un lunar se convierta en melanoma, pero es muy poco común. De todas maneras, extirpar un lunar grande no ayuda mucho, pues el melanoma puede decidir aparecer por sus huevos en cualquier otro lado. Sea como sea, no soy 100tifiko, solo un becario que sabe usar Google. Allá ustedes y sus lunares.

Seguiremos informando porque escribir para ustedes es una experiencia religiosa

Aprovecho el micrófono para mandarle saludos a mi amiga Brenda, quien mencionó originalmente el tema del lunar en su programa Brentfast que sale los martes a las 10:00 PM por Radio Nopal. Escúchenla, cotorrea chido.

Te podría interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar