metaleros

“¡No hagan una fogata con nuestros cuerpos!”, suplicó el Brayan

México.- Un grupo de asaltantes que apenas se disponía a cumplir con su dura jornada laboral a las afueras del metro (de la línea que llega a Neza York) se vio increpado por un grupo de metaleros malacopa que salían de un ritual satánico llamado KnotFest México 2019.

Los hechos sucedieron pasando la medianoche, cuando el Brayan, el Kevin y el Pañales estaban por conseguir su primer cliente, luego de realizar un cuidadoso estudio de mercado (checar la zona donde habrían de asaltar) y considerar el nivel de riesgos laborales (vigilar que los polis no anduvieran cerca).

Metaleros sin control

Sin embargo, ese primer intento de “decomiso de bienes” se vio frustrado cuando seis chavorrucos metaleros de voz rasposa, cabellos enloquecidos y playeras que nunca han lavado sorprendieron a los asaltantes y decidieron quitarles sus pertenencias.

“Creo que el estafador resultó estafado”, dijo uno de los metaleros mientras le quitaba al Pañales parte de su uniforme de trabajo: una mariconera, una gorra de visera plana, una sudadera roja extragrande, unos tenis Vike hechos en Tepito, un picahielo y unos lentes oscuros.

Los otros metaleros, aún poseídos por la oscura magia del Chamuco, hicieron lo propio dejando sólo en ropa interior al Kevin y al Brayan, quienes rogaron piedad y suplicaron que no hicieran una fogata con sus cuerpos.

“¡Con eso tendrán esos cretinos!”, comentó un metalero, quien ya estaba por prenderles fuego a los asaltantes, pero el metro ya iba a cerrar, así que se regresó a casa (a la casa de sus papás) canturreando alegremente “La cumbia de Satanás”.

Compartir Metaleros asaltan a asaltantes afuera de metro Deportivo Oceanía

Logo