Me enoja

Aguas con el hígado

Problemas en casa.- En internet se escucha el rumor de que la red social en donde hay más ira, odio y resentimiento, es Twitter. Sin embargo, basta con ver los “me enoja” que tiene cualquier publicación que se hace sobre Mauricio Clark, para darnos cuenta de que hasta en Facebook hay personas tan enojadas como los pasajeros de un vuelo de Interjet.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Federico Prudenciano (@federicoprudenciano) el

Ya van varias generaciones de mexicanos que cada día se despiertan enojados por no haber muerto mientras dormían. Y esta situación va en aumento según cifras del INEGI. Por ejemplo, los niños rata de México, o las persona con preparatoria trunca, se enfurecen muchísimo más que un adulto cuando ven algún meme sobre Ed Maverick. Un músico que sólo conoces si no tienes inteligencia emocional.

Así mismo, los chavorrucos que saben de música, se molestan con los reguetoneros porque ya son más famosos que las bandas de metal y rock progresivo que escuchan. Mientras que los feos se enojan con Yalitza Aparicio porque es mucho más guapa que ellos.

Pero lo más divertido es cuando los haters de El Deforma destrozan su celular al leernos:

Efectos secundarios del me enoja

Según Olga Sánchez Cordero, esta situación de enojo en los internautas, está provocando que aumente el número de adictos a la marihuana. “La lechuga de Dios está evitando que los jóvenes que ya no tienen futuro gracias al PRI, se relajen y ya no quieran asesinar a al alguien”, dijo la Secretaria de Gobernación en exclusiva para El Deforma.

“Ya nos urge legalizar”, aseguró.

Mientras tanto, las personas que sólo dan “me enoja”, y que no dan likes, ni “me divierte”, ni mucho menos “me encanta”, serán internados en una clínica psiquiátrica de confianza. En donde los doctores los llenarán de abrazos y besos.

Ver esta publicación en Instagram

 

Vete a la merga

Una publicación compartida por La Magia De La Televisión (@lamagiadelatelevision) el

Seguiremos dando “me enoja”, Joaquín.

Compartir Esta publicación sólo se responde con Me enoja, desgraciados

Logo