Tras secuelas de la contingencia ambiental, chilangos se vuelven adictos al activo de smog

Exigen que regrese la contaminación

México.- La Secretaría de Salud reportó en un comunicado especial que la mala calidad del aire en la Ciudad de México dejó un saldo de 500 mil chilangos que accidentalmente desarrollaron adicción por inhalar la natilla gris que cubrió al Valle de México.

Según análisis, los chilangos adictos a la natilla gris han dejado sus activos de guayaba para experimentar un placer mayor inhalando activos de smog. Sin embargo, el activo de smog es un producto que podría escasear si mejorara la calidad del aire, por lo que esta nueva adicción ha preocupado al Gobierno.

“Está bien chida la natilla gris, huele a camión de la basura, a tráfico, a tristeza urbana, a charco, huele a Ciudad de México”, comentó Brayan Gutiérrez, mientras se “activaba” con el smog y escuchaba unas rolas de Haragán.

Otros chilangos reconocieron que es algo muy vergonzoso haber desarrollado adicción a la mala calidad del aire, y lamentaron no haber usado tapabocas, ni máscaras antigases, ni siquiera haberse cubierto con la playera.

“Y sólo fui al Oxxo por unas caguamas, y cuando regresé ya me había vuelto adicto a la mona de smog, ahora ya no la puedo dejar, y temo que la contingencia termine, porque tendría que emigrar al Estado de México para seguir inhalando rico y delicioso smog”, lamentó una víctima de la contingencia.

Compartir Tras secuelas de la contingencia ambiental, chilangos se vuelven adictos al activo de smog

Logo