Cuando creciste viendo Shrek y aplicas un diálogo para enamorar a tu novia

¡Directo al corazón de ogro!

Nunca dudes de la capacidad retórica y elocuente (aventar el choro) de las películas animadas, recuerda que verbo mata carita y ni todo el dinero de tu quincena tiene un valor tan grande como lo puede tener una cartita de amor, de ésas que ya no se escriben desde hace tiempo porque ya hay guasap.

Y también recuerda que la poesía no es de quien la escribe, sino de quien la siente y la transmite. Justo eso le pasó a un enamorado individuo que sorprendió a su novia haciéndole un memorable regalo de aniversario, el cual consistía en un girasol y unas bellas palabras escritas en un papel.

Sólo que en la carta escribió aquel pequeño monólogo que Shrek ensayó para regalarle un girasol a Fiona y decirle que estaba enamorado de ella. Shrek no pudo concluir su romántico plan porque, ya tú sabes, hubo un malentendido y el corazoncito del ogro quedó rompido.

La cosa es que a este sujeto de la vida real sí le funcionó, y compartió su hazaña en Facebook para que todos vieran cuán grande es el poder de las palabras:

Y, sí, la cartita decía justo lo mismo que el monólogo de Shrek, salvo el “tengo problemas” del final:

Lo más emotivo fue que también le regaló un girasol a su novia. Esperemos que ella no le haya dicho: “¿quién podría amar a una bestia tan desagradable y fea?” Recordemos:

En fin, denle una cerveza a este caballero, se la ganó. Y tus papás decían que estar viendo películas animadas nunca te iba a servir de nada.

 

Compartir Cuando creciste viendo Shrek y aplicas un diálogo para enamorar a tu novia

Logo