El SpiceBoy sufrió para contenerse el coraje

Manchester – Una celebración a David Beckham se convirtió en un momento muy muy incómodo para el jugador luego de que develaron una estatua deforme que se suponía debía estar hecha a su imagen y semejanza. Los compañeros de Beckham del LA Galaxy revelaron la estatua ante la incredulidad de Beckham: Se trataba de un esperpento dientón de quijada enorme y brazos larguísimos. Para rematar, la estatua tenia un tremendo c*lazo que sería la envidia de cualquier Kardashian.

Acá algunas imágenes:

1.

 

2.

 

3.

 

En realidad todo se trató de una broma al jugador preparada por la raza del LA Galaxy y el comediante James Corden.

Para irlo calentando, le sembraron un clásico Villamelón que se equivocó a propósito con el equipo en el que jugó Beckham y lo llamó Dave, cosa que Becks odia porque sólo deja que su mami lo llame así.

Beckham se lo tomó como un campeón y sólo dijo “qué personaje tan interesante” sobre su troll falso.

Por si esto fuera poco, le pusieron un video que supuestamente tendría sus mejores momentos para transmitirlos en el estadio, pero que en realidad traía sembrados unos fails muy buenos como peleas, tarjetas rojas y tiros fallidos.

Puedes sentir la incomodidad

A la hora de revelar la estatua, Beckham se veía como si estuviera chillando por dentro. “Se ve diferente que cuando me la enseñaste”, le dijo al escultor para terminar diciendo “está horrible”. Luego todos intentaron convencerlo de que no había nada malo con la estatua, cosa que sólo lo puso más loquito al grado de querer irse de ahí.

Al final, tiraron la estatua, salió el comediante y Beckham seguro pudo relajar la raja al enterarse que todo fue una broma. Acá está la estatua real que pues no está tan chida como la de broma.

Acá está el video completo para que lo veas con tus propios ojitos campesinos:

Compartir El momento exacto en que Beckham quiere llorar por la horrible estatua que le hicieron

Logo