Cinco mil pesotes

Acapulquirri.- Pues sí, muy bonita la película de Roma y todo, pero la realidad nunca puede ser tan bella como el cine, y las trabajadoras domésticas sufren mayor discriminación y más momentos amargos de los que sufrió Cleo en la película de Cuarón. Y te vamos a decir por qué.

Bueno, seguramente ya has visto muchos de los testimonios reales de trabajadoras domésticas que han salido a raíz de Roma, pero esta última evidencia de clasismo nos hace pensar que Diosito se avergüenza de varios mexicanos que discriminan así de feo.

Sucede que allá, en las chilanguizadas playas de Acapulco, donde te vas a divertir en días de puente, existe un residencial llamado “La Isla”, ubicado justamente en Punta Diamante, la zona de más alto pedorraje de Acapulquirri. Y este sitio multa con 5 mil pesotes a quienes dejen que las ‘nanas’ usen la alberca.

La información fue compartida en Twitter por Eréndira Derbez, una joven ilustradora. Ella le tomó foto al reglamento y tuiteó: “Por este tipo de reglas ridículas, absurdas, violentas y tan normalizadas los debates que provoca @ROMACuaron son pertinentes.”

O sea que si eres de la clase alta y tu mamá se conmovió viendo Roma y en Acapulquito quisieron que “la muchacha de la limpieza” también se metiera a nadar, pues ya se la pelaron porque el reglamento del sitio residencial lo prohíbe. Quizás el gerente de “La Isla” sea Sergio Goyri.

Derbez (Eréndira, no Eugenio) señaló para El Universal que esta situación del residencial, así como las recientes escandalosas declaraciones de Sergio Goyri, son el ejemplo de que en nuestro país está normalizada la violencia, el clasismo y la discriminación. Y está en lo cierto.

Así que ya lo saben: ahora que vayan a echarse un Acapulquito, hagan el favor de pasar por “La Isla” y decirle al Goyri que administra el lugar que tenga por lo menos tantita madre.

Compartir Mientras tanto, en la “Roma” de la vida real: multan a las Cleos que usen la alberca

Logo