La esperanza muere al último

La Cuarta Repñublica.- Jesús Galindo Calderón, egresado de la FES Aragón UNAM, es el director general del Instituto de la Defensa de los Derechos Culturales en la Secretaría de Cultura. El buen Yisus Galindo es muy cultural y eso lo demostró cuando representó a 300 vagoneros del metro de la ciudad de México. 

Los vagoneros son comerciantes informales que molestan a los pasajeros del metro con música increíblemente fuerte y gritos para vender cualquier cosa, desde dispositivos tecnológicos hasta mariguanol, y que regularmente intimidan a los pasajeros con historias de la cárcel o el anexo, para que todo el mundo les compre.

Además son trabajadores que pueden conseguir una dirección en la Secretaría de Cultura y tú no, así que la próxima vez que veas a uno, no dudes en hacerte su amigo.

Galindo Calderón estudió Ciencias de la Comunicación y Periodismo de la FES Aragón. Nadie sabe nada sobre su cédula profesional pero tiene especialización en televisión y prensa escrita, sabe inglés e italiano, ha tomado diplomados de ciencia política impartidos por John Ackerman (a los chairos les impresiona esto) y además cuenta con una buena experiencia laboral asesorando a legisladores capitalinos, pero a los derechairos todavía no les convence que un ex vagonero gane más que ellos. 

Todos siempre quieren encontrar el negrito en el arroz y hay quienes han asegurado que Galindo fue el culpable de que se subiera el costo del pasaje, ya que era parte de un conflicto de intereses por parte de los vagoneros, quienes en marzo de 2014, con ayuda de la autoridad capitalina, intentaron regular el comercio informal dentro del metro de la CDMX. 

“El gobierno plantea algunas cosas por cuestión de imagen, pero esa no es la realidad. Si nos ofrecen fuentes de empleo bien remuneradas o regularmente, créeme que nos vamos, de mil amores”, concluyó Jesús Galindo respecto a esta situación en ese momento.

Y por esto fue que Jesús decidió ser director en la Secretaría de Cultura:

Compartir Este vagonero dejó su negocio en el metro para volverse director en la Secretaría de Cultura

Logo