Y las víctimas ahora son personas exitosas y musculosas

México.- Un grupo de psicólogos de la Universidad del Karma realizó una investigación donde se comprobó que el 100% de los que en la secundaria hacían bullying ahora están calvos, panzones y sufren disfunción eréctil.

Los psicólogos aún no han descubierto cuál es la razón científica sobre esta serie de consecuencias; sin embargo, sospechan que podría tratarse de algún castigo de su inconsciente, o la manifestación física de un complejo de culpa e inferioridad.

“Paradójicamente, los que en la secu hacían bullying hoy tienen serios problemas de autoestima, y, en el mayor de los casos, son ahora víctimas de sus jefes en el trabajo, sus compañeros, y hasta de sus propios familiares”, reflexionó Diego Nuño, psicólogo responsable de la investigación.

Según el testimonio de las antiguas personas que sufrían bullying, sus agresores ahora trabajan preparando hamburguesas, o vendiendo Herbalife, o tienen algún empleo donde día con día soportan a un patrón agresivo y demandante, que en el pasado era el niño al que lo molestaban.

Además de la calvicie y el empanzonamiento, los psicólogos afirman que estas personas que hacían bullying tienen complicaciones de “paramiento”, es decir, que con la poca sangre que tienen no logran bombearla hasta sus aparatos reproductores, lo que les ocasiona serios problemas de disfunción eréctil.

Asimismo, se ha comprobado que las víctimas del bullying ahora son personas exitosas o, por lo menos, han hecho muchísimo ejercicio y tienen cuerpos atléticos. “Yo me puse bien mamado para darle su merecido al güey que me molestaba en la secundaria, pero ya lo busqué en Facebook y me di cuenta de que la vida ya le dio su merecido”, concluyó el Sansón (que en la secundaria era conocido como el Dexter), antigua víctima de bullying.

Compartir Estudio demuestra que los que hacían bullying en la secundaria ahora están calvos, panzones y con disfunción eréctil

Logo