¿No estamos como en Venezuela? Esta pobre mujer se quedó sin nada en plena fila de la gasolina

¿Cuántos más, señor Obrador?

México.- Los niveles de pobreza en México se están haciendo presentes cada vez más, mientras el señor Obrador continúa sin hacer nada. La transición para convertirnos en Venezuela ha sido lenta, pero poco a poco, los mexicanos han ido perdiendo sus pertenencias hasta quedarse en la calle.

Justo como la historia que nos trae esta pobre muchachita mexicana, ahora con un futuro incierto, quien decidió continuar con su vida a pesar de vivir en un Venezuela del Norte, mientras veía cómo su México se hundía en la desgracia.

 

View this post on Instagram

 

¿NO ME AMA O YO NO ME AMO? Recuerdo esa sensación en la que sentía que el amor no era correspondido de la misma manera en que yo lo daba, recuerdo sentir que no le importaba o que incluso le fastidiaba mi manera melosa de ser, esa forma que tenía de querer estar siempre presente. ¿Alguna vez te ha pasado? Sentir que das más de lo que recibes, sentir que no recibes demasiada atención, sentir que deberías ser la prioridad del ser amado; pues… ¿Qué es más importante que el amor? Recuerdo sentirme vacía, nunca satisfecha, nunca llena y siempre pedir más. Esperaba recibir los “buenos días, las “buenas tardes” y las “buenas noches”, si no pasaba mi día no tenía sentido y para mi era sinónimo de falta de interés o que el amor se estaba acabando. Buscaba que la iniciativa fuera equitativa o hasta sincronizada. A veces sentía que no me amaban, a veces quería que las personas fueran diferentes conmigo, quería que fueran más como yo era con ellas… Pero no pasaba, sólo había malos entendidos, discusiones y conflictos donde la culpable y la que no entendía nada era yo. En ocasiones me decían que no sabían tener una relación, pero otras veces decían que yo no sabía. Constantemente me encontraba en relaciones tóxicas de las cuales no podía salir, relaciones que me derrumbaban por completo y me cerraban cuando terminaban. No importa qué hiciera; terapia, psiquiatra, meditación o distracción la sensación de insatisfacción nunca se iba y si no era una cosa era la otra la que me hacía infeliz. Nunca estaba en paz, siempre anhelando estar en otro lugar. Si no estaba con el ser amado, sufría. Si estaba con el ser amado, también sufría porque ya casi me iba y estaría lejos. Sufría por anticipado, ausente en mente y presente en cuerpo. Simplemente no disfrutaba ni vivía el amor. Celos, posesiones, un alto ego temiendo ser lastimado. Tenía que ser suficiente para esa persona, no podía ser reemplazada por nadie, engañada ni herida. Un miedo constante me aterrorizaba y al mismo tiempo se proyectaba en mis parejas. Quería serlo todo y la mayoría de las veces me sentía nada. (CONTINÚA ABAJO ??) REFLEXIÓN NOCTURNA

A post shared by Are Rojas (Insomnia) (@soyarerojas) on

Ahora resulta que, mientras intentaba cargar un poco de gasolina para llegar a su humilde trabajo, transportada en su humilde auto, se encontró con que una fila que duró simplemente demasiado, afirman los expertos.

El poder del rayo obradorizador se hizo presente y despojó a esta joven promesa de toda su ropa…

Aquí el ejemplo de un México atónito que no vio venir esta terrible tragedia.

Por suerte, este caso solo sucede en la ficción de las mentes cochinotas que acuden al Instagram de Are Rojas, modelo, instagramer, y “sexual educator”, profesión que viene siendo lo que viene siendo… saquen sus conclusiones.

“¿Cómo les fue en la cola de la gasolinera? ¿Ya les llenaron el tanque?”, comentó al enfrentarse al desabasto y al frío crudo del invierno.

Compartir ¿No estamos como en Venezuela? Esta pobre mujer se quedó sin nada en plena fila de la gasolina

Logo