Se le ocurrió luego de ver “Mi pobre angelito”

Servicio a la Comunidad.- Alonso Escoto y su esposa Nancy tenían el pendiente de irse de vacaciones esta navidad y que su casa fuera robada mientras se encontraban fuera. Inteligentemente, él encontró la solución perfecta en Mi Pobre Angelito, según informan diversas fuentes.

La inseguridad en la Ciudad de México es cada vez más preocupante, por eso la familia Escoto tuvo que tomar precauciones extras para no perder el viaje navideño a Huatulco que tenían planeado. Alonso estaba viendo Mi Pobre Angelito en el 5, porque casi no la pasan ahí en estas épocas, cuando se le ocurrió una idea que cualquier padre podría implementar.

Alonso y Nancy tuvieron que tomar la difícil decisión de cancelar la reservación de Oscarito, su hijo de 8 años, e irse sin él al viaje porque lo dejarían a propósito para cuidar la casa; a diferencia de que a Kevin McAllister lo olvidaron.

 

Alonso ha dado varios testimonios donde explica que puso varias trampas y escondites para su hijo. Según reportan, la casa estaba llena de esferas rotas, perillas hirviendo y lanzallamas.

“Me encargué de enseñarle cómo funcionaba todo. Le dije que desde las 7 de la noche prendiera todas las luces y dónde guardo mi pistola de balines”, confiesa Alonso.

La pareja se negó a dejar al niño con su abuela porque dicen que no sabe tratar muy bien al niño, a veces se queda dormida todo el día y no le da de comer, describen los reportes.

 

“Le dijimos que no le abriera a nadie, ni a su tío el que lo consciente. Le dejamos Maruchans y quesadillas para los 5 días que no íbamos a estar” le aseguró Nancy a corresponsales de El Deforma que lograron dar con el paradero de la familia.

Afortunadamente, no pasó absolutamente nada y el matrimonio Escoto vivió unos días muy románticos a solas y lejos de su hijo.

Compartir Conoce a Alonso, el genio que encontró un método infalible para proteger su casa y tener las vacaciones perfectas

Logo