Con motivo del día mundial de la alimentación

Maméxico.- A pesar de la cantidad de veganos que salen a la luz todos los días, la mayoría de los mexicanos seguimos prefiriendo las garnachas como forma de alimentación diaria, sobretodo en los puestos que están sobre la avenida porque ahí está más rico a pesar de tener que soportar el humo del escape del microbús mientras le das la primer mordida a tu gordita.

La comida callejera, tan grasosa y deliciosa como siempre, es una de las causas de que muchas personas sobrelleven (porque no sufren ni se atienden) enfermedades intestinales. Tener el estomago destrozado es algo tan común como la homofobia en México. 

Y lo que pasa es que la mayoría de los mexicanos tenemos una panza de barrio, en donde los retortijones sólo nos pueden llevar al baño con desesperación pero jamás al hospital, porque siempre hay espacio para uno más. 

Es por ello que El Deforma te ha preparado este listado para que estés consciente de esas comidas callejeras que podrían matarte pero tú, con el paladar de campeón o campeona que tienes, las sigues disfrutando como si fuera la última vez.

1.- Tacos al Pastor

Hay locales bastante respetables y admirables en los que se pude comer sin preocupaciones. Sin embargo también hay puestos de tacos al pastor en donde los taqueros no son los más profesionales que digamos. Con tal de aligerar su chamba son capaces de hacer las cosas más asquerosas con la comida como vemos en la foto de arriba. O bien siempre está el riego de entrarle sin querer al #CisticercosChallenge

2. Las Gorditas

La mayoría de los puestos de gorditas están a un lado de la banqueta en donde los perros callejeros hacen sus necesidades, las cuales, cuando se secan, emiten partículas que pueden llegar hasta nuestro plato, dejándonos en el riesgo de consumir residuos de caca. Si no habías pensado en esto, de nada. 

3. Las Quesadillas

Así como en las gorditas, debes de fijarte que el aceite en donde se fríe la masa para las quesadillas sea nuevo y amarillo como pipí de niño que sí toma agua simple, porque si el aceite está oscuro ten por seguro que tus hijos será mutantes por los altos grados de tóxicos que tiene.

4. Las Nieves

¿Quién podría asegurar que el señor de las nieves de la esquina no preparó su producto con agua de la llave? Nadie, pero a lo mexicanos nos vale porque x, somos chavos, aunque después nos de una terrible tifoidea.

5. La Fruta Picada

Los vendedores callejeros de fruta son trabajadores multidisciplinarios pues ellos hacen todo para tener listo el puesto en su esquina favorita, desde jalar y poner el carrito hasta echarle chantillí a la sandía. Trabajan tan duro que seguramente más de un vaso durante el día los sirven sin antes lavarse las manos, y pues qué asco.

6. Pambazos

¿Qué pasaría sí un cocainómano le paga al de los pambazos con un billete que acaba de usar para drogarse? El vendedor callejero podría preparar tu pambazo y dejar restos de cocaína en él, con lo cual además de enfermarte del estómago te ganarás un pase al mundo de la drogadicción. 

7. Tacos de Canasta del Chopo

8 tacos por 10 pesos, la comida favorita de cualquier estudiahambre de la zona metropolitana. El efecto de estos tacos es tan eficiente que no durarás ni dos pasos cuando ya estás corriendo rumbo a la Biblioteca Vasconcelos para entrar al baño sin pagar. Es toda una experiencia juvenil.

8. Huaraches

Muchos puestos de huaraches y garnachas se ubican a un lado de la parada de autobuses, los cuales contaminan los alimentos dándoles un exquisito sabor a combustible quemado, que seguramente te ocasionará una de las peores infecciones en el intestino que tendrás en tu vida.

9. Tacos de Carnitas

Dicen por ahí que si hay perros en el puesto de carnitas quiere decir que es un buen lugar para comer, ya que si no hay perros rodeando al taquero esto podría indicar que los tacos están hechos con carne de perro, la cual nos podría provocar una severa Gastroenteritis.

 

 

Compartir 9 comidas callejeras a las que sólo sobreviviste si tienes un estómago de barrio

Logo