Se vaser o no se vaser?

Tierra de la Carne Asada.- La banda sueca de black metal, Marduk, se presentaría en el Café Iguana, ubicado en Monterrey, Nuevo León, el pasado 13 de octubre pero más de 65 mil católicos y cristianos se negaron a que los metaleros infectaran de Satanás su tierra santa. Al ayuntamiento regio se le olvidó que era laico y negó el permiso a la banda por blasfemos.

 

A través de redes sociales, el grupo arcaico Familias Cristianas dio a conocer su ingeniosa petición “No queremos a Marduk en Monterrey de change.org. Donde de manera muy convincente y explícita argumentaban que no querían Marduk en Monterrey ni en la CDMX porque iban a venir a manchar nuestro México Santo sin narcotráfico, ni corrupción de su malvibrosa satanidad.

“Este mensaje es para todos los Mexicanos Católicos y Cristianos que sabemos que las batallas contra Satanás se ganan orando. Pero la oración debe ser reforzada con actos, por lo que pido que firmes la petición, para que juntos impidamos que este grupo de Rock heavy metal de nombre MARDUK venga a blasfemar e insultar a Dios en nuestra propia casa (México).” Aunque parezca un chiste, realmente dijeron eso los demandantes.

Y como el gobierno no es laico, al alcalde Adrián de la Garza se le hizo chiquito y no les quedo de otra más que cancelar el concierto del cual ya había más de 200 boletos que serán reembolsados. Además de esto, la banda ya estaba en el país y la productora que organizó el evento reflejó una pérdida de 100 mil pesos.

Otras personalidades religiosas se pasaron de hostias con sus declaraciones diciendo que era un milagro que el Chamuco no haya entrado a sus tierras porque sus cosechas de arrachera y chorizo se podían podrir. Y pues es que la neta, la banda sueca sí le avienta popis al “creador” del universo, a la iglesia y la biblia.

“Perdónalos padre, no saben lo que hacen” le rezó a Dios un fan de Marduk que también es cristiano y se quedó sin ver a su banda favorita profana.

Compartir Mochos regios logran cancelar concierto satánico con el poder de la oración… y Change.org

Logo